De confianzas peligrosas

CA3630

Ariadna apenas tiene 19 años. No sabe por qué lo hizo, tal vez fue el arrebato del momento, la bebida o la insistencia de sus amigos para que se divirtiera. Aquel muchacho le gustaba, atractivo y de conversación interesante, pasaron toda la noche bailando y riendo, se sentía en confianza. Tener sexo con él, apenas sin conocerlo, fue un impulso. Pero ahora Ariadna tiene miedo, no se protegió y piensa en las consecuencias, un embarazo, una enfermedad…

Historias como esta se repiten a diario, muchas personas mantienen relaciones sexuales desprotegidas sin valorar las consecuencias que pueden acarrear para sus vidas. Miles de mujeres cubanas padecen de infertilidad, buen número de ellas interrumpió en su adolescencia o juventud un embarazo. No obstante, obviar el uso del condón puede dejar secuelas más profundas, entre ellas, contraer enfermedades de transmisión sexual como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).
Millones de seres humanos mueren en el mundo por esta causa y aunque eminentes científicos enfocan sus carreras en encontrarle una cura, mantener una sexualidad responsable continúa siendo la única forma de evitar el contagio. Durante el 2012 en Matanzas se diagnosticaron 62 nuevos casos de VIH, el grupo más vulnerable continúa siendo el de hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) y el mayor número de los afectados se encuentran entre los 20 y los 29 años.
La confianza que se posee en la juventud disminuye la percepción del riesgo, a lo que se une la falta de estabilidad sentimental y los tanteos en busca de una pareja que satisfaga todas las expectativas. Para muchos, el condón deviene en obstáculo para el disfrute e incluso ven en la exigencia de su uso una falta de confianza, lo cual provoca que vayan de relación en relación sin utilizarlo, jugando a una especie de ruleta rusa.
Varios especialistas en el tema sostienen que una de las razones esenciales para protegerse en cada encuentro sexual radica en que cuando se tiene relaciones íntimas con una persona también se las está teniendo con todas las parejas que ésta tuvo antes y sobre cuyo estado de salud o actitud ante la vida no se sabe nada. Este razonamiento constituye motivo de reflexión para quienes, después de algunos meses, abandonan el uso del condón al creer que ya se logró estabilidad y que no es necesario.
Alcanzar una verdadera confianza dentro de una relación, basada en la comunicación abierta, las metas comunes y el profundo conocimiento resulta vital y cada pareja posee el derecho de vivir su intimidad como decida. Sin embargo, es indispensable, antes de tomar una decisión tan importante como dejar de usar este medio de protección, conocer verdaderamente el estado de salud del otro, no basado en la apariencia física – que nada dice en realidad – sino en exámenes médicos fiables.
Se debe también conversar con sinceridad sobre los riesgos a que se estuvo expuesto en el pasado y las conductas mantenidas, así como lograr el firme compromiso de ser fieles al vínculo actual. Además, se hace preciso buscar consejo médico acerca de otras vías para el control de la natalidad en el caso de que se trate de una pareja heterosexual que aún no desee tener hijos.
Para quienes mantienen relaciones ocasionales, protegerse no deviene opción sino exigencia para preservar su salud y la de sus futuras parejas. La promiscuidad puede traer negativas consecuencias psicológicas y físicas, llevar a la enfermedad y a la muerte.
Resulta vital el papel de la familia, espacio donde se debe preparar a las nuevas generaciones para vivir una sexualidad plena, sin prejuicios, pero a la vez sana y responsable. Es preciso estar informados, conocer los síntomas y signos de las patologías, sus vías de transmisión y las formas de evitarla, así como dejar atrás los tabúes y la discriminación que tanto daño hacen a cualquier sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s