Trova en Matanzas: una grata sorpresa

SAM_1089

Debo confesar, no sin cierta vergüenza, que hace unos meses conocía muy poco de la trova que se hacía en Matanzas. Vivir en un barrio de la periferia de la ciudad contribuyó a eso; se hace muy difícil frecuentar las opciones culturales en el horario nocturno debido a la compleja situación del transporte.

Por motivos profesionales asistí en días pasados a una peña, y entonces, constaté lo que me habían comentado: Matanzas vive hoy un momento singular en cuanto a la trova hecha por jóvenes, no solo por el número de exponentes, sino además por el talento, la diversidad de propuestas, la originalidad de las letras (deliciosamente poéticas pero también reflejo de nuestras más crudas realidades) y, sobre todo, por el apego a la identidad matancera.

Para quien lo dude, ahí están Rey Montalvo, Carlos Fidel Taboada, Aliesky Pérez y Miriel Santana. Sus peñas constituyen una suerte de espacio de todos, donde cada uno brinda a los otros la posibilidad de cantar, de mostrar su última creación y compartir con el público.

Resulta lamentable la escasa promoción que reciben estos espacios, en momentos en que la juventud matancera se encuentra tan necesitada de la canción inteligente, de un arte que conmueva, que haga pensar, que eleve el espíritu en vez de embotarlo y que combata la enajenación.

Matanzas debe aprovechar ese talento aún más, trabajar por su difusión a nivel nacional pero brindándole oportunidades más significativas hacia el interior el territorio. ¿Por qué no se apuesta por una estrategia de difusión cultural más comunitaria? Estoy segura que si estos jóvenes llegaran una noche a la pequeña plazoleta de mi barrio para ofrecer su arte encontrarían un público receptivo y agradecido.

¿Por qué pensar que recreación resulta sinónimo de una par de bafles con reggaetón grabado? ¿Por qué asegurar que eso es lo que gusta y ya? ¿No existirá un buen número de matanceros ignorante de lo que se está perdiendo? Creo que es hora de que las buenas propuestas culturales de Matanzas salgan del pequeño círculo en que se mueven.

Mientras tanto los invito a que sigan las presentaciones de estos músicos en el Palacio de Junco, la Casa de Cultura… y que los escuchen con detenimiento; allí hay experimentación, vitalidad, inteligencia, sentimiento, y muchas otras cosas de las que se encuentra necesitado el panorama musical cubano.

Anuncios

Un comentario en “Trova en Matanzas: una grata sorpresa

  1. […] Mientras tanto los invito a que sigan las presentaciones de estos músicos en el Palacio de Junco, la Casa de Cultura… y que los escuchen con detenimiento; allí hay experimentación, vitalidad, inteligencia, sentimiento, y muchas otras cosas de las que se encuentra necesitado el panorama musical cubano. (Escrito por Yeilén Delgado, tomado del blog delupasycatalejos) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s