Una decisión para pensar

La maternidad constituye una oportunidad que cada mujer puede decidir disfrutar o no. En la sociedad actual, cada vez son más las féminas que deciden aplazar este momento o renunciar a él con vistas a una mayor realización en otras áreas de la vida como la profesional.
Aunque en muchas regiones del mundo está penado, resultan muchos los partidarios del aborto como un derecho inalienable. Si bien es cierto que decidir el momento de procrear, así como disponer sobre su propio cuerpo constituyen decisiones exclusivas de las mujeres, también lo es que el desconocimiento y la irresponsabilidad en el uso de este método de interrupción del embarazo puede acarrear perniciosas consecuencias físicas y emocionales.
Camila tiene cerca de cincuenta años y no tiene hijos, le encantan los niños y siente que todos los de la cuadra, que ha cuidado a través del tiempo, son también un poco suyos. No obstante, se resiente de la oportunidad que la vida le negó o tal vez ella misma, cuando se sometió a un aborto que terminó con su primer y único embarazo. No se arrepiente de la decisión que tomó en aquel momento pero desearía que las cosas hubiesen resultado diferentes.
La historia de Camila puede ser la de muchas mujeres cubanas de hoy, algunas acuden a las consultas de infertilidad ansiando cumplir su sueño, otras se resignan. No se puede reflexionar sobre el aborto con bases simplistas, condenarlo o prohibirlo constituye un error, pues la maternidad debe ser una decisión consciente y meditada de cada mujer y no una imposición de las circunstancias; pero hay que comprender que abortar constituye el último recurso y no un método anticonceptivo.
Para algunas jóvenes practicarse un legrado deviene en una alternativa normal y rutinaria, incluso se someten a ese procedimiento varias veces y conversan con sus amigas sobre ello con naturalidad. Quizás muchas no sospechen el daño irremediable que dicho procedimiento invasivo puede provocar en sus órganos reproductivos, entre ellos las cicatrizaciones en las trompas de Falopio.
Tal comportamiento, aunque no siempre, se encuentran asociado a la ausencia de una educación sexual responsable formada desde el hogar, que potencie, tanto en hombres como en mujeres, un conocimiento sólido de las vías para evitar un embarazo.
La falta de comunicación en la familia hace que muchos adolescentes comiencen su vida sexual con inseguridades, mitos y vacíos informativos, lo que conlleva a conductas sexuales irresponsable, que pueden traer como consecuencias desde un embarazo no deseado hasta una enfermedad de transmisión sexual. El temor a las reprimendas o a decepcionar a los padres impulsa a algunas muchachas a ocultar sus sospechas sobre una posible concepción, hasta que ya es demasiado tarde para tomar otras medidas.
Existe desconocimiento además, sobre consultas médicas como las de planificación familiar, que en cada policlínico ofrecen información y consejos y donde se recetan pastillas, vacunas anticonceptivas o dispositivos intrauterinos según la paciente. Asimismo, se desaprovechan oportunidades como la venta en las farmacias de tabletas anticonceptivas y condones a bajos precios y sin necesidad de receta médica.
Más allá del cuerpo, abortar deja profundas huellas emocionales en la mujer, dependiendo de las causas por las que tuvo que hacerlo o si luego logra volverse a embarazar. Para algunas la sensación de pérdida resulta tan intensa que terminan por arrepentirse o sentir culpa; lo que, sin dudas, influye en sus experiencias reproductivas posteriores.
Terminar un embarazo constituye prerrogativa de cada mujer y de su pareja; sin embargo, deben estar conscientes de que esta no constituye una decisión más, si no una para pensarlo y hacerlo muy bien

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s