“Los matanceros tienen una excelente orquesta”

Yliana Moliner Castañer derrocha vitalidad, la encuentro minutos antes de iniciarse el XXXIII Festival de Jóvenes Músicos de Matanzas y accede al diálogo sin reparos. Se le nota la satisfacción de los recientes éxitos de la Orquesta Sinfónica de la provincia, cuya dirección tiene a su cargo.

Dicha agrupación musical surgió en 1950 como orquesta de cámara, pero no fue hasta 1962 que se oficializó como orquesta sinfónica. Su calidad artística se patentizó en la rica trayectoria de varias décadas, en las que acompañó a importantes solistas nacionales e internacionales e intervino en las grabaciones de varios volúmenes.

No obstante, en los últimos años su trabajo había perdido impulso, situación que actualmente se ha revertido. Prueba de ello resultan la salida de un nuevo volumen y sobre todo el reconocimiento con el Premio de Honor durante el Cubadisco 2013. Sobre esos temas converso con Yliana, quien no puede esconder la alegría y el orgullo.

“La orquesta recibió un Premio de Honor en el Encuentro Nacional de Orquestas Sinfónicas que se efectuó dentro del marco del Cubadisco 2013. Todos estamos contentos porque jamás imaginamos que esto nos iba a suceder, hemos hecho un trabajo sistemático y profundo con un desarrollo técnico – artístico, pero nunca nos imaginamos que se nos iba a premiar de esta manera. Pienso que el premio es merecido, la orquesta tuvo una etapa de mucho desajuste y finalmente hemos alcanzado la línea a seguir para un trabajo ascendente, no para un futuro lejano, sino inmediato.”

Para Yliana el galardón reconoce el trabajo y el esfuerzo de la Orquesta a pesar de los contratiempos. “Fue un marco muy bonito, porque no solamente estaba ahí el público habanero, sino todas las orquestas del país, fuimos felicitados por todos los demás compañeros de las orquestas provinciales con mucho amor, con mucho cariño, reconociendo verdaderamente el trabajo que hemos hecho. Este premio es un reto muy grande, porque no podemos estar ahora por debajo de él, sino por encima y más.”

La labor educativa de la Orquesta constituyó uno de los motivos para este reconocimiento; desde 1991 se convirtió en unidad docente del Instituto Superior de Arte (ISA). “Se reconoció el trabajo que ha hecho la orquesta no solo como institución artística, sino pedagógica; porque tuvo en sus manos todo el plan de estudios emergentes de los violinistas, de algunos cornistas y fagotistas; fue la única orquesta que hizo ese plan y los frutos están ahí.”

Momento especial para la agrupación lo constituyó la presentación en el Encuentro, la cual mereció el elogio de Orlando Vistel Columbié, director del Instituto Cubano de la Música, quien aseguró que en esa ocasión no solo habían tocado música, sino que la habían hecho sentir.

“Verdaderamente nosotros nos dimos cuenta en cuanto empezamos a tocar de que habíamos enganchado al público. Los músicos están muy felices porque lo hicimos muy bien, yo quiero que toda la población matancera sepa que tiene una excelente orquesta.”

“Tuvimos la dicha de hacer el programa con uno de los homenajeados en el Cubadisco, el violinista Alfredo Muñoz. Tocamos dos horas con él y el otro repertorio fueron las canciones del disco Matanzas, popularmente sinfónico, que casualmente se vendió allí desde que empezó el encuentro de orquestas hasta el día de la clausura, y todos los días se agotó, tuvo una excelente aceptación. Pretendemos posteriormente traerlo aquí a Matanzas.”

Conscientes del papel que juega la Orquesta dentro de la vida cultural matancera son muchos las proyecciones que poseen para hacerse sentir. “Nosotros nos proponemos hacer muchas cosas, algunas están limitadas y pretendemos hacerlas a partir de que ya contemos con la Sala White, porque el medio se presta para hacer todo tipo de actividades, conciertos, celebrar efemérides, retomar tradiciones, pero no nos vamos a detener porque la sala no esté.”

“Queremos insertarnos en todo una serie de eventos nacionales de los cuales nos habíamos salido, como el Festival de Ballet, el de Música Contemporánea, el de la Huella de España. Pretendemos cada tres meses ir a la capital a hacer un concierto para ampliar nuestro desarrollo técnico – artístico.”

“Proyectamos en el mes de octubre hacer una gira a Cienfuegos con un programa sinfónico y en noviembre a Mayabeque. Para el año que viene, volvemos a tener el Festival Niurys Naranjo; queremos que sea más nacional, invitar a estudiantes y profesionales de otras provincias.”

Con un buen número de jóvenes integrantes, la Orquesta debe al impulso de estos buena parte de sus logros. Cuando, casi al culminar el intercambio, le comento a la directora sobre el tema no duda en darme su opinión: “Para mí los jóvenes son algo muy importante; ellos han tenido un papel muy significativo en el desarrollo profesional de la agrupación, porque hubo un grupo que llegó en un momento en que la Orquesta estaba con la autoestima muy baja y ayudaron a cambiar eso.”

“Tenemos otro grupo más joven que se siente ya con más sentido de pertenencia. Ellos han cooperado en todo y le han impreso a todo esto la frescura de la juventud, la alegría, el deseo de hacer y me siento contenta con su trabajo, ha sido serio, responsable y muy bueno en lo profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s