El fisco no cree en famosos

Lionel Messi, el conocidísimo delantero del Fútbol Club Barcelona resultó noticia el segundo semestre de este año en influyentes diarios internacionales y no precisamente por sus proezas deportivas sino porque se presume que, junto a su padre, defraudó al fisco 4,1 millones de euros entre 2007 y 2009.

La Fiscalía de Delitos Económicos de la ciudad española abrió un proceso en su contra ya que estima que el jugador simuló la cesión de sus derechos de imagen a sociedades radicadas en paraísos fiscales como Belice y Uruguay para así no declarar sus verdaderos ingresos y, por ende, pagar menos. Cinco millones de euros tuvo que aportar a Hacienda para evitar que la jueza le impusiera una fianza.

El caso, que por envolver a un famoso tomó visos de escándalo, es más frecuente de lo que se puede imaginar. En todo el mundo existen quienes hacen malabares para no aportar lo que realmente deben y su felicidad termina cuando los atrapan. Para muchos cubanos ese tipo de suceso resulta cosa de película norteamericana. Tal vez por eso cuando el país se reordena, pocos conocen cuánta importancia reviste pagar los impuestos y ser completamente honestos en las declaraciones juradas.

El Sistema Tributario del país, con basamento en la Ley 113, constituye un instrumento activo de regulación y control de la actividad económica por el Estado, encaminado a elevar la motivación por el trabajo, la productividad, la eficiencia económica, la disciplina social y, esencialmente, a garantizar la redistribución de los ingresos. Todo ello bajo los principios de generalidad y equidad, pues quien más gana más paga.

No obstante, durante el año fiscal 2012, en Matanzas se dejaron de aportar al presupuesto estatal 12.2 millones de pesos por ingresos personales no declarados, en las actividades relacionadas con la alimentación y el transporte. Tal cifra se determinó luego de que la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), en la provincia, sometiera a fiscalización al 32.2 % de los contribuyentes en esas esferas. Para ganar claridad con respecto a ese proceso Girón conversó con Eddy González Hernández, jefe del Departamento de Fiscalización de dicha instancia.

¿En qué consiste la subdeclaración?

Es todo aquella cantidad de dinero dejada de aportar por tipo impositivo. En cuanto al impuesto sobre ventas o servicios es la deuda que adquiere quien en su declaración jurada refiere ganancias personales menores a las reales. Por tanto, al aplicársele el gravamen del 10 por ciento sobre sus ingresos brutos, no aporta al presupuesto lo que debiera. Ello se detecta durante el proceso de fiscalización, que puede realizársele a toda persona natural. En esta ocasión se seleccionaron las actividades con mayor generación de ingresos. Luego de culminar el proceso nos dimos cuenta que había subdeclaración en muchos casos pues, según lo informado, los gastos sobreexcedían los dividendos y eso es irreal. No se concibe un negocio que durante todo el año genere pérdidas.

¿Qué medidas pueden tomarse con quienes incurran en tal indisciplina?

En primer lugar se le notifica el monto de la deuda, hoy estamos en ese momento. Luego podemos dar posibilidad de pago mediante aplazamiento. El contribuyente inconforme tiene varios recursos para apelar la resolución de la ONAT. Si se determina sin lugar su requerimiento y aún así se niega a pagar, se le puede establecer la vía de apremio, el procedimiento administrativo que tenemos para el cobro forzoso. Hay que mencionar que estamos facultados para solicitar al órgano rector que tramite la baja a quien lleve un período mayor de tres meses con deudas.

¿Por qué considera que se manifiestan tales conductas?

En la mayoría de los casos es consecuencia del desconocimiento. Una de las cosas que impulsa a subdeclarar es no conocer qué constituye un ingreso bruto, el cual no es más que todo lo percibido en el año, de lo cual no se puede deducir gastos. Pienso que hay poca cultura tributaria e insuficiente acercamiento a nuestras oficinas donde se brinda información y orientación. Los ciudadanos deben demostrar mayor interés por conocer lo legislado y no adoptar una conducta evasora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s