“El alma de cada lienzo soy yo”

salomón  (4)Anhelos, frustraciones y vivencias se entrecruzan en la obra de Jorge Yunior Gutiérrez Salomón (Holguín, 1987). Su arte, más allá de poner en contacto con la belleza, inquieta y nos hace valorar bajo nuevos presupuestos nuestra realidad interior y el devenir de la sociedad que, día a día, construimos. salomón  (41)Con más de 60 exposiciones personales y colectivas, constituye figura imprescindible de la plástica en Matanzas, ciudad en la que vive desde su infancia y de la que se confiesa amante.  Algunas de sus creaciones han sido incluidas en la colección de arte moderno del museo de Palma de Mallorca en España y otras forman parte de colecciones privadas en países como Chile, Perú, Uruguay, Canadá, Francia, Italia, Holanda, Inglaterra, entre otros.

A pesar de los múltiples premios y reconocimientos, Salomón, quien también integra la Asociación Hermanos Saíz (AHS), mantiene la sencillez y una actitud ajena a todo conformismo. Crea incesantemente, con la febril dedicación de quien sabe corto el tiempo para decir todo lo que se precisa. Tal deseo de expresarse lo trajo a este camino: “Yo era un niño muy callado y solitario. Me pasaba días sin relacionarme pero dibujando. Cuando tenía 10 años me presenté a un concurso infantil y obtuve el primer premio nacional. Para mí fue una motivación gigante y desde entonces hasta la fecha no recuerdo un día de mi vida que no haya trabajado. Llegué a las artes plásticas por una necesidad muy grande de comunicar y de reflejar el mundo desde otra visión.”salomón  (28)

¿Qué figuras han influido en tu obra?

-Por mi carrera han pasado muchos profesores a los que les debo todo lo que hago. Emérido González es el maestro de mi vida, yo me paro delante de un lienzo y está al lado mío hablándome al oído. Les agradezco mucho a Rocío García, Alexander Lobaina, Lázaro Muñiz y Agustín Bejarano. Soy un eterno aprendiz, todos los días trato de aprender, agacho la cabeza y busco a alguien que me enseñe.

¿Cómo ha influido en tu obra ser cubano y vivir en una ciudad como Matanzas?

-Ser cubano es un orgullo muy grande. Matanzas tiene una gran tradición en el arte, realmente hay una cantidad exuberante de artistas haciendo cosas muy buenas. Pertenecer a esta generación  constituye un reto fuerte porque sabes que tienes muchos colegas con una obra que respetar y la primera forma de hacerlo es que tú trabajo cada vez sea más exigente y profundo. Creo que eso también va dentro de la idiosincrasia del cubano, probarse cosas todos los días.

salomón  (47)Algunos expertos han dicho que tu obra responde al expresionismo abstracto, otros que al surrealismo, pero afirmas que tu estilo es la sorpresa ¿Crees que se te puede enmarcar dentro de alguna tendencia?

-Soy un creador con muchos deseos de atrapar las cosas, de hacer preguntas y dar respuestas con mi trabajo. No puedo sentirme amarrado a ninguna tendencia. Simplemente pinto todo como me viene y en cualquier soporte. El alma está ahí, el alma de cada lienzo soy yo. Parto de mis vivencias, de lo que me hiere, disgusta o hace feliz. Me siento con libertad de crear y decir.

En tu obra has abordado las figuras de Martí y Fidel. ¿Qué significado tienen para ti?

-Martí es un símbolo universal y fue un hombre con cualidades humanas extraordinarias. Quien sea capaz de defender una causa y de estar por encima de la banalidad, hace referencia a Martí aunque no lo conozca. Además, tiene un rostro tan artístico, tan plástico, son muy fuertes esa frente tan protuberante, y ese bigote copioso que transformé en el mapa de Cuba, en una dama desnuda con la cabellera suelta, en un monte de palmas reales,  en el Moncada, en el pueblo. Fidel Castro constituye un Quijote de todos los tiempos, un hombre gigante, trascendental y tan grande que pienso que no solo Guayasamín podía pintarlo, yo lo pinté de todas las formas posibles y se ha convertido en un símbolo en mi trabajo.

salomón  (12)¿Por qué has decidido dedicar parte de tu tiempo al trabajo con adolescentes y niños?

-La mejor forma de agradecerles a mis maestros no es diciendo gracias  sino transmitir lo poco que conozco de arte y lo que he ido descubriendo. Enseñar es una gran fuente de retroalimentación que te hace conectarte contigo mismo todo el tiempo, resulta una forma de mirarse por dentro.

¿Qué crees del apoyo que se brinda al arte joven y del proceso que recientemente vivió la AHS?

-Existe la visión artística e institucional de que los años pesan mucho más que la obra y pienso que a eso hay que irle en contra. No importa la edad, a quien tenga una obra buena hay que reconocérsela. Deberían abrirse más espacios y más miradas para los jóvenes que son el futuro inmediato. La AHS vive cambios importantes ahora y es necesario que se siga revolucionando porque resulta una maquinaria gigante, un central de arte joven. Su transformación debe ser de pensamiento, el arte no se resume en la contemplación. Si el hombre y el arte son de vanguardia, la institución tiene que ser de vanguardia. El desarrollo de los eventos no puede recaer solo en el presupuesto. salomón  (48)

Anuncios

Un comentario en ““El alma de cada lienzo soy yo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s