Teléfonos infernales

Se nos ha olvidado que el teléfono  no sirve solo para resolver problemas personales sino que constituye además un medio de trabajo y hasta un instrumento para la atención al cliente.
Se nos ha olvidado que el teléfono no sirve solo para resolver problemas personales sino que constituye además un medio de trabajo y hasta un instrumento para la atención al cliente.

No voy a emprender una cruzada contra los celulares, tal vez porque muy a mi pesar he creado cierta dependencia con ese aparatito impertinente y derrochador pero que a cualquier hora me trae ese llamado o mensaje que espero con un salto en el estómago.

No, no hablaré de los celulares; ya otros lo han hecho y muy bien. Mi problema es con los llamados teléfonos “fijos”. Por las características de mi trabajo no hay un día en que no tenga que localizar a alguien por ese medio. A veces, solo a veces, tengo suerte. En la mayoría de las ocasiones comienza un suplicio que me hace pasar de la desesperación a la agonía y de ahí a la rabia.

Primer da ocupado, en eso puedo pasar más de media hora. ¿De qué hablarán tanto? ¿Será una sola persona o habrá una fila interminable para hacer una llamada en ese lugar? Cuando al fin siento con alivio el timbre y pienso, ahora sí saldré de esto… Entonces, nadie me contesta. El timbre suena y suena, al parecer en el vacío y me devano los sesos para entender dónde se metió esa persona que estaba dando la “muela” del siglo y que ahora no advierte el sonar del teléfono.

Después de pasarme buena parte del día en eso, pasando del timbre “mudo” al molesto tono de ocupado, al fin me decido – si la distancia lo permite –  a llegar al sitio para decir personalmente esas dos frases que preciso.

Generalmente entro por la puerta y me reciben con amabilidad, la oficina está repleta y allí, en una esquina, el flamante teléfono. De pronto, suena insistente, miro a mi alrededor pero todos siguen concentrados en sus tareas, inmunes al molesto sonido. Atónita, le pregunto a mi interlocutor: ¿No van a responder? Y presto me responde: ¡qué va!, seguro es un equivocado o uno buscando a alguien que no está. Periodista, si usted supiera para cuántas boberías llaman aquí todos los días. En ese momento le cuento de mis gestiones infructuosas para comunicarme, solo me responde con una sonrisa tímida y cambia  de tema.

Por eso cuando en mi trabajo el pobre teléfono se desgañita y nadie se inmuta, yo no puedo evitar dejar lo que esté haciendo e ir a contestarlo. Es que me imagino la angustia de alguien al otro lado de la línea con algo importante o urgente que decir.

Se nos ha olvidado que el teléfono  no sirve solo para resolver problemas personales sino que constituye además un medio de trabajo y hasta un instrumento para la atención al cliente. Obviamos que en cada centro debe haber alguien encargado de responderlo, con amabilidad y también con niveles de información suficientes. Tal vez así los trámites serían menos infernales.

Anuncios

2 comentarios en “Teléfonos infernales

  1. Comenta Yeilen:

    el pobre teléfono se desgañita y nadie se inmuta…
    —-

    En las oficinas donde me ha tocado en suerte, o en desgracia, trabajar
    en el Estado de la Florida , la norma
    suele ser que HAY que responder a lo sumo al tercer timbre.

    Como no somos “hombres orquestas”; lo ideal , en mi opinion,
    en los lugares calietes seria tener una maquina respondedora que tome los recados cuando los
    empleados esten echando humo por las orejas, pero
    algunos jefes creen que eso les hace perder negocios

    Un tio, muy explotador que me toco conocer pretendia … esa es otra historia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s