“Leer hoy es encontrarnos con nosotros mismos”: Entrevista al Sr. Edgar Ponce Iturriaga, embajador de Ecuador en Cuba

Por eso es que se encuentra una Venezuela convulsionada, y no la está convulsionando el pueblo, la está convulsionando la derecha En el caso de Ecuador fueron por otro lado, por la vía electoral, creando una atmósfera, una campaña, de tal manera que se torcía la realidad de lo que ocurría, de la obra que está realizando la Revolución Ciudadana.
Por eso es que se encuentra una Venezuela convulsionada, y no la está convulsionando el pueblo, la está convulsionando la derecha En el caso de Ecuador fueron por otro lado, por la vía electoral, creando una atmósfera, una campaña, de tal manera que se torcía la realidad de lo que ocurría, de la obra que está realizando la Revolución Ciudadana.

Si algo se ha sentido con fuerza en la XXIII Feria Internacional del Libro Matanzas 2014 ha sido la vibrante presencia de Ecuador. Su música, poemas y autores inundan por estos días el centro de la ciudad. La presentación del libro Ecuador: de banana republic a la no república del mandatario Rafael Correa, constituyó una de las actividades iniciales del evento cultural en territorio matancero. A cargo de introducir el título estuvo Edgar Ponce Iturriaga, embajador de esa república en Cuba.

La ocasión resultó propicia para brevemente dialogar en torno a las relaciones culturales entre ambos países, los procesos de integración latinoamericana y los retos que por delante tiene la Revolución Ciudadana.

El libro del presidente Correa constituye un profundo análisis de la evolución económica que ha tenido su país, ¿qué valor cree que tiene para América Latina y Cuba?

Cuando el libro fue analizado y leído por varios historiadores y economistas, una de las expresiones que más me llamó la atención fue aquella que hiciera Osvaldo Martínez, él relacionó que era el arma más importante en este momento para combatir al neoliberalismo.

El libro trata de toda la perversidad que significa el neoliberalismo, y que ese camino es el que no pueden transitar los pueblos de nuestro continente. Es un canto a la integración, a la unidad; en estos momentos el marchar unidos, como planteaba Martí, es el desafío de nuestros pueblos.
El libro trata de toda la perversidad que significa el neoliberalismo, y que ese camino es el que no pueden transitar los pueblos de nuestro continente. Es un canto a la integración, a la unidad; en estos momentos el marchar unidos, como planteaba Martí, es el desafío de nuestros pueblos.

La obra desnuda la perversidad del modelo que se nos quería imponer, cómo se trataba de acabar con la economía de nuestros pueblos. Es un texto de mucha utilidad y esperamos que sea una contribución crítica para desarrollar el pensamiento político que es tan necesario en este momento.

Tiene mucho que ver con todos los procesos de integración que se vienen dando. No le van a perdonar a los pueblos de América Latina que se levantaran para construir un proceso integracionista. No le van a perdonar a la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) ser la parte fundamental de la construcción de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). No le van a perdonar a la Revolución Bolivariana que haya irrumpido como una solución, un camino, a las grandes necesidades de nuestros pueblos. De igual manera no le van a perdonar a la Revolución Ciudadana que haya adoptado una posición soberana, digna e independiente. Los Estados Unidos vienen haciendo un seguimiento de todo esto.

En Venezuela y Ecuador se hace presente una derecha totalmente unificada, organizada a efectos de echar abajo los procesos de integración. No está en este momento en juego solo lo que ocurre en un país, sino lo que ocurre en América Latina. Lo que quieren es acabar con los procesos de integración, quieren seguir con todo aquello que les benefició tanto: la explotación brutal que hicieron a nuestros pueblos y por la que surge la necesidad de una unidad, surgen el ALBA, Unasur, la CELAC.

El libro trata de toda la perversidad que significa el neoliberalismo, y que ese camino es el que no pueden transitar los pueblos de nuestro continente. Es un canto a la integración, a la unidad; en estos momentos el marchar unidos, como planteaba Martí, es el desafío de nuestros pueblos.

Esta feria tiene como país invitado de honor a Ecuador, ya culminó la etapa internacional, ¿qué importancia cree que ha tenido este evento para las relaciones culturales entre Ecuador y Cuba?

Es un alto honor ser el país invitado, en esta edición se ha podido constatar la afluencia de un público ávido de de conocernos un poco más. Ecuador ha hecho todos los esfuerzos, ha estado representado con más de 40 escritores, hemos traído más de 10 mil libros y 20 editoriales.

Ecuador ha hecho todos los esfuerzos, ha estado representado con más de 40 escritores, hemos traído más de 10 mil libros y 20 editoriales
Ecuador ha hecho todos los esfuerzos, ha estado representado con más de 40 escritores, hemos traído más de 10 mil libros y 20 editoriales

Podemos decir que la literatura, el arte, las artesanías ecuatorianas se han hecho presentes; por tanto ese camino de la cultura entre Ecuador y Cuba, escogido por los dos países,  nos va a consolidar e identificar más. Encontramos raíces comunes, por ejemplo, todo lo relacionado con los afrodescendientes, hay coincidencias en varios aspectos.

Queremos hacerles conocer quienes son nuestros escritores, no solo aquellos que habían ganado su presencia en años anteriores, sino sobretodo los nuevos, los jóvenes, que se están haciendo presentes en estos tiempos, junto a los procesos integracionistas. El leer hoy resulta una satisfacción porque es encontrarnos con nosotros mismos, hablar de cuestiones cotidianas, que afectan a Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador…

¿Cómo valora usted las relaciones entre Cuba y Ecuador dentro del contexto de la integración latinoamericana?

Es indudable la participación que Cuba ha tenido en el proceso de integración, que se demuestra en lo que acaba de terminar hace menos de un mes, la II Cumbre de la CELAC. El presidente Correa hizo presencia y pudo expresar sus puntos de vista; en sus declaraciones y las del presidente Castro hubo gran coincidencia. La coincidencia entre los mandatarios de la CELAC fue de más aproximación, de unanimidad en el criterio de hacer un continente de paz.

Fue propicia también para explicar a los diferentes gobiernos y pueblos los problemas que enfrenta Ecuador con los rezagos que dejó la Chevron Texaco, cuando prácticamente inundó de tóxicos la amazonía ecuatoriana. Afectó no solo al medio ambiente sino también la vida misma.

feria del libro (9)Con el  pretexto de la explotación petrolera se ha contaminado una parte esencial del pulmón de nuestro continente. Entonces allí fue necesario plantearnos la solidaridad y hemos tenido el eco necesario; al respecto el gobierno cubano ha dado declaraciones reiteradas y también hemos contado con la presencia de representantes de la nación cubana, artistas, intelectuales que visitan nuestro país y ven lo que hizo la Chevron. Así que ha sido muy positivo, en términos generales, todo este proceso que vamos dando entre los países.

En las recientes elecciones Alianza País no logró la victoria en dos importantes regiones Quito y Guayaquil, ¿qué retos implica para la Revolución Ciudadana en el momento que vive hoy Latinoamérica?

A veces se quiere minimizar las cosas y yo creo que realmente es un revés que hemos recibido. Pero no hay efecto sin causa, la causa es que todos aquellos sectores que ven debilitado el poder que tenían anteriormente, una derecha que ve en peligro seguir siendo la parte fundamental de la explotación de nuestros países – donde han saqueado de una forma miserable y han sido apéndices de la política norteamericana- se une a como de lugar para participar en esta política de los golpes blandos en América Latina.

feria del libro (6)Por eso es que se encuentra una Venezuela convulsionada, y no la está convulsionando el pueblo, la está convulsionando la derecha En el caso de Ecuador fueron por otro lado, por la vía electoral, creando una atmósfera, una campaña, de tal manera que se torcía la realidad de lo que ocurría, de la obra que está realizando la Revolución Ciudadana.

¿Cómo van a estar complacidos desde el norte de que ya no haya bases norteamericanas en nuestro país? Cuando hoy la recaudación tienen que pagarla los que tienen que pagar, cuando van mejorando sistemáticamente la justicia y la atención para los más humildes. Hay una derecha que no se conforma, siempre quiere tener el mismo poder que anteriormente.

¿Qué es lo imperativo en este momento? Aprender de estas realidades para unir más los esfuerzos y a través de estos constituir realmente en el Ecuador una alternativa política, un movimiento, un partido que sea la garantía de la Revolución Ciudadana.

Hay que tener en cuenta que estos procesos significan que no puede, de manera alguna, darse la espalda ni a la Revolución Bolivariana ni a la Revolución Ciudadana. Los pueblos tienen que defender esos espacios que se han ganado a través de los años, de generaciones. Es evidentemente un golpe en este momento pero tampoco han acabado con el ímpetu que tiene el pueblo de seguir avanzando.

Anuncios

Un comentario en ““Leer hoy es encontrarnos con nosotros mismos”: Entrevista al Sr. Edgar Ponce Iturriaga, embajador de Ecuador en Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s