El silencio de Guasasa

En Guasasa hace un calor tremendo, pero se respira un olor peculiar, mezcla de monte, sal  y mar.
En Guasasa hace un calor tremendo, pero se respira un olor peculiar, mezcla de monte, sal y mar.

Cuando propuse ir a Guasasa para completar mi investigación sobre el arrendamiento de locales gastronómicos, no tenía la menor idea de lo lejos que quedaba. Solo cuando estaba en medio del camino me di cuenta de la realidad que encerraba la frase dicha por un cenaguero el día antes, “ahí hay que ir, no se pasa”.

Entre tanto bohío, vegetación singular y olor a mar cercano, lo que más me impresionó de Guasasa fue su silencio.
Entre tanto bohío, vegetación singular y olor a mar cercano, lo que más me impresionó de Guasasa fue su silencio.

30 kilómetros separan a Playa Girón de Guasasa, 30 km en su mayoría de terraplén, donde el sol se refleja quemante y lacera los ojos. Los saltos continuos del carro terminan por magullarte los riñones y no puedes evitar preguntar como niño chiquito: ¿Falta mucho?

Pero se llega, no antes de perder las esperanzas de bajar del dichoso vehículo y de contemplar con gran temor la posibilidad de quedarse varado en medio del camino y que un cocodrilo venga a darte un beso de buenas noches. Los hornos de carbón saltan a la vista en primer lugar, hermosos, casi obras de arte, ocultando en su perfección cuánto sudor de hombre y mujer se esconde en sus entrañas. Entre tanto bohío, vegetación singular y olor a mar cercano, lo que más me impresionó de Guasasa fue su silencio.

Un silencio inimaginable en la ciudad donde trabajo o en el barrio en que vivo, a pleno mediodía, nada de reguetón en la casa de un vecino, ni cláxones de carros, ni panaderos… Pudiera uno pensar que llegó a un pueblo fantasma, pero no, allí viven 166 personas, renuentes a abandonar ese pedazo de suelo donde han echado la vida.

Michael, en su servicio social, solo va a su casa cada 21 días
Michael, en su servicio social, solo va a su casa cada 21 días

Michael, el joven médico que cumple allí su servicio social, nos recibe con alegría y cuenta de las niguas que se meten en la piel, de cómo debe subirse al techo del consultorio para alcanzar cobertura en su celular o dar los primeros auxilios a un paciente de gravedad en lo que llega la ambulancia.

Y es que en Guasasa la corriente eléctrica proviene de una planta que funciona solo en horarios determinados; al día solo sale una guagua – único enlace con la civilización- a las 4:30 am, la misma que regresa a las 7 de la noche, cargando el pan para el día siguiente. Allí se bebe agua de pozo y las mujeres son robustas y de anchas espaldas, porque cargar leña en el monte es su trabajo.

Pero la gente de Guasasa no se lamenta y creo que hasta trata con condescendencia a esos que vienen de fuera y lo miran todo con ojos asombrados, aunque sean cubanos y hasta de la misma provincia. Nadie se niega a hablar con los periodistas, ni siquiera temen a la grabadora como muchos en la ciudad, te lo dicen todo, sin tapujos, como quien conversa con un compadre de toda la vida.

Los ¿guasaseros? siguen enamorándose, teniendo niños, defendiendo su honor de gente trabajadora y humilde, agradecidos pero clamando por sus derechos a preservar el Círculo Social, a que les arreglen su turbina – por esos días quemada- y a que a las pipas no se les bote el agua.

Escribo estas líneas como tributo a quienes viven tanto, con tan poco.
Escribo estas líneas como tributo a quienes viven tanto, con tan poco.

En Guasasa hace un calor tremendo, pero se respira un olor peculiar, mezcla de monte, sal y mar. Uno no puede evitar pensar: ¿cómo pueden vivir así, sabrán lo que se pierden? Luego, al reparar en su tranquilidad, en ese silencio, percibo que son felices y que si me quedara allí, a la orilla de la playa, pero sin quiosquitos de divisa, a lo mejor terminaría de escribir esas cosas que quiero y para las que no tengo tiempo. Sin embargo, dejo Guasasa y el asombro provocado. Escribo estas líneas como tributo a quienes viven tanto, con tan poco.

Anuncios

9 comentarios en “El silencio de Guasasa

  1. Hola Yeilen, q lindo tu trabajo sobre Guasasa, por el año 2006, pase una temporada viviendo alli, fue una experiencia maravillosa que jamas olvidare y al leer este articulo me volvieron recuerdos muy frescos de lo que allí viví. Quiero agradecerte por acordarte ese pedacito de tierra cubana que yo lo describo como mágico.

    Me gusta

  2. La madre del inagotable regreso a la isla:

    Me queda el cargo de conciencia de que debi hacer mas por atender a la vieja, pero deben haber mas oportunidades.

    Tome vacaciones dos veces, fui a buscarla a Loxahatche y la traje con nosotros, La lleve al Lion Country Zafary, en compannia de dos de mis nietos. a contemplar antilopes, venados, leones, monos elefantes, rinocerones, cocodrilos, etc etc en su ambiente natural.
    “! En este pais si hay carne!” me decia admirada.

    Quedo muy sorprendida de la atencion que le brindo Albert, su bisnieto,

    de 15 aanos, que tiene fama de ser tremedo h de p.

    Vimos, tres peliculas, “Sin derecho a devolucion” la de Eugenio Derbez. La famosisima “Conducta” y otra que no vale la pena mencionar.

    Tambien vimos aca, algo del serial de Pablo Escobar y la telenovela corta “La Reina Coronada”

    Vio un video en youtube de Yoani y me comento:

    “Es una mujer muy preparada”
    Luego se molesto con las caricaturas que le han hecho a la joven.

    La lleve a la Ermita de la Caridad y , pese a sus protestas a comer fuera.

    “No gastes plata- Orlandito- renegaba- Yo como cualquier cosa”
    Ja Ja Ja “Cualquier cosa comes en la isla, aqui quiero que comas sabroso. Ana no se caracteriza por ser buena
    cocinera” Y asentia, ante mis quejas de su cocina, para sacarse de arriba esa labor.

    Ademas, mi madre no tolera el picante.

    Fuimos varias veces
    , a Pollo Tropical, que fue , creo lo que mas le gusto. Fuimos al Subway, un lugar donde uno mismo selecciona los ingredientes de su emparedado, a Pizza Hut, a una cafeteria cubana cerca de casa donde compramos pan cubano con steak. al Palacio de los Jugos , a Chilys y a comprar comida en el Winn Dixie.

    En casa le cocinamos langosta y camarones, para demostrarle que
    es falso el rumor que corre de que esos bichos sean especies endemicas, en vias de extincion.

    Me dijo:

    “Orland. ?Tu crees que me puedas llevar a las tiendas. quiero comprar unas cositas”

    Alli, se ponia a examinar con detalle las prendas que eran de su agrado. Y generalmente,
    al llegar a la etiqueta con el precio, pegaba un respingo, freia un huevo y soltaba la pieza con enojo.
    Debiamos vigilarla y andar detras de ella, para tomar las ropas que le gustaban y colocarlas en el carrito
    Mi esposa se las ingeniaba para engannarla con los precios.

    “Mami. No mires las etiquetas con el precio. Toma lo que te guste, conno, que no tengo todo el dia para estar
    en esto” le dije varias veces, pero ella seguia en lo mismo, con esa virtud que tiene de ser muy ladillua.

    Le dije que nuestra despedida no podia ser, esta vez, traumatica, Le asegure a ese
    ser especial que esta no seria la ultima vez que nos veriamos. que si ella no estaba en condiciones
    de volver iriamos a la isla a visitarla.

    Me gusta

  3. Murio Simon Bolivar… y dejo un caballo blanco.

    Murio Antonio Maceo… y dejo un caballo negro.

    Murio Santander … y dejo un caballo flaco.

    Murio Chavez,.. y dejo un burro.

    Me gusta

  4. Copio, de David Brooks en Cubadebate:

    La llamada generación de los milenarios … se distingue no solo por su diversidad racial y/o étnica, sino también por lo que comparten entre sí, incluyendo una mayor desconfianza en instituciones políticas y sociales, como por crecer con la revolución cibernética y sus implicaciones, y por una visión más liberal en asuntos sociales, según registra una extensa investigación sobre ellos …


    !Uf! Respiro aliviado. Yo pensaba que era solo mi hijo,

    “Papi- me dijo- el dia que te despiertes en Guantanamo Bay con una

    capucha en la cabeza y te esten aplicando el submarino para hacerte

    hablar, me vas a dar la razon.

    Me gusta

  5. No fui al aereopuerto a despedirla, pero constantemente, en medio de mis ocupaciones, estuve a su lado. “Ahora debe estar camino al aeropuerto” “Ya debe estar montando en el avion” “Debe estar llegando a la isla”. Le dije por telefono: “El viernes pasamos por alla. Pero nuestra despedida debe ser sin traumas. Esta no sera la ultima vez que nos vamos a ver”.

    Me las arregle para no llorar durante el proceso, y me imagino que ella hizo lo propio porque esta vez nos dijo adios con un gesto displicente desde el zaguan de la puerta cuando en el parqueo, en Loxahachet meti el embrague del coche.para salir de marcha atras.

    Me consolaba Reinaldo, con aquello de que todas las madres son iguales, pero parafraseando una frase de su esposa, Yoani; mi madre debe ocupar un puesto cimero entre las madres mas metiches y ladilluas del universo.

    “Debe estar desempacando , rodeada de sobrinos en el pequenno
    apartamento donde nos cuido, y alimento durante pequennos”. “Debe estar mostrando las fotos de sus dos hijos y tres bisnietos, Debe estar abriendo maletas y repatiendo regalos”

    !Uf!
    !A joder a otra parte! Ja Ja Ja

    En su entrevista en el SINA, cruzando los dedos, aseguro que ella solo queria venir de visita,
    , y prometio que regresaria- a pesar de su viudez y de que sus dos unicos hijos que residen en la Florida desean quedarsela porque “No quiero interferir en la vida de nadie” Es que ella sabe lo metiche y ladillua que es.. Hace dos dias, cumplio su promesa. Como escribe Yeilén, hermosa cubanita de la ciudad de Matanzas , nos agobia una sensación agobiante, una tristeza nacida de la impotencia, la nostalgia y la incertidumbre.

    Especial es la ancianita que ha llegado a la tercera edad y no nos queda de otra, excepto disculparle lo de “metiche y ladillua”

    Ademas de estos dos defectos, dijo una vez mi hermana “mami tiene complejo de farmaceutica. Los medicamentos que le estoy mandando para aliviar sus achaques los reparte entre los viejitos del barrio.que deben estar menos jodidos que ella”.

    Nunca me olvido mi asombro al verla durante la etapa mas brutal del Periodo Especial,
    donde cada cual velaba por si mismo, decirle a una vecina, mientras preoaraba un gigantesco emparedado de Jamon y queso: “Raquel, Dale esto a tu ninna”

    Me gusta

  6. Podrán participar cubanos residentes en territorio nacional con un texto de hasta cinco cuartillas que comente el libro que marcó su vida,
    ———————————–

    Je Je. Para mi, es imposible dar una respuesta, aferrandome

    a un solo titulo:

    Mencionaria, para empezar a Cien Annos de Soledad, a

    1984, de George Orwel, El Archipielgo Gulag, de Solchenitzin

    La Guerra y la Paz, Los Miserables, El Rojo y el Negro, de

    Stendal, El Hombre y el mar, de Ernest Hemingway.

    Todo lo de Franz Kafka,

    con especial enfasis en la Metamorfosis, “Gregorio, que ahi esta

    el principal”. y su novella “America”. De Vargas Llosa, La Guerra

    del Fin de Mundo, Tia Julia y el Escribidor , la Ciudad y los Perros,

    etc, etc. Historia en Escarlata, de Sir Arthur Conan Doyle.

    De Saramago, El Evangelio segun Jesucristo y su

    Ensayo sobre la Ceguera, Un monton de Ciencia ficcion

    comenzando por Frankestein, el Conde Dracula, Cronicas

    Marcianas de Ray Bradbury…. El Buen soldado Sveick , de un

    checo y la Guerra de las Salamandras, de otro,

    Checo Karel Kapeck. Y Ja JaJa Aprovecho para reafirmar mi

    paternidad en haber comparado a Yoani con una salamandra,

    en respuesta a Edu, que le llamaba Calandraca.

    Me gusta

  7. Dice Yeli:

    …Uno no puede evitar pensar: ¿cómo pueden vivir así, sabrán lo que se pierden?


    Ja Ja Ja. ?Y tu Yeli, nada te pierdes? Ja Ja. Si, ya se que no te interesa lo

    material, que eres muy espiritual…..y te conformas con vivir con muy poco

    aferrada a tus principios ideologicos

    pero los platanitos maduros, el chocoleche. la cerveza, la malta. los nectares

    de mango y guayaba, que me acabo de traer del Publix … le hacen grata

    la vida a cualquiera. ?No te gustaria leer la ultima novela de

    Arturo Pérez-Reverte , sobre el tema de los grafiteros, “El francotirador impaciente”?

    Si la respuesta es si, pudiera buscar la manera de hacertela llegar.

    Me gusta

  8. No se conoce como se comporta, en Cuba, el índice de Gini , indicador que se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, y que también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza.

    Basado en mis estudios, mi experiencia, la logica, lo mal que vive el ciudadano de a pie, y en lo que he visto por mi edad- ya dice el refran que mas sabe el diablo por Viejo que por diablo, me atreveria a asegurar, a ojo de buen cubero, que solo un diez por ciento de la poblacion de la isla se esta embolsillando entre un 80 y un 90 por ciento de la riqueza nacional. Si a esto se le annade la ineficiencia cronica del sistema, el peso de la burocracia y , si lo deseais, el embargo yanqui, la conclusion es bastante, tan, desalentadora como este post que nos regala Ruslan en su blog elcolimador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s