La mirada de José Luis

“En la vergüenza de los hombres de Cuba está el triunfo de la Revolución Cubana. La Revolución de Céspedes, de Agramonte, de Maceo, de Martí, de Mella y de Guiteras, de Trejo y de Chibás. La Revolución que no ha triunfado todavía. Por la dignidad y el decoro de los hombres de Cuba, esta Revolución triunfará.” (Manifiesto del Moncada)

índiceResuelta, serena: así puede calificarse la mirada de José Luis. Tal vez ya adivinaba la cercanía de la muerte, y se mezclaban en él la impotencia por no haber alcanzado el objetivo, la zozobra por los compañeros, el dolor en la pierna alcanzada por un balazo, el recuerdo de la esposa y la niña pequeña. Solo tenía 28 años.
No había miedo en los ojos de José Luis Tasende de las Muñecas. No debió fijarse en ese detalle el fotógrafo quien, cumpliendo órdenes del alto mando del ejército batistiano, buscaba soldados heridos en acción para inmortalizarlos en imágenes y lo creyó uno de ellos. Por el contrario, la instantánea del muchacho manzanillero devino en prueba irrefutable de la falsedad y la cruel represión del régimen, cuando con posterioridad, y ante la constatación del error, fue asesinado junto a otros 55 asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

imagesPepe Luis era uno de los dirigentes de esa acción; pertenecía a la Generación del Centenario, conformada por jóvenes martianos, cansados del entreguismo, la politiquería y la inercia que imperaban en la República. El golpe de Estado protagonizado por Batista había reforzado la necesidad de tomar el poder revolucionariamente, pues por el camino electoral, como dijera Fidel, volvería a repetirse la frustración y el desencanto, no era posible volver por caminos trillados.
images bLos 160 hombres que, a las 4:45 de la madrugada del domingo 26 de julio de 1953, se dispusieron a cambiar el curso de la historia, constituían la vanguardia de un pueblo cansado de desmanes. Si bien la acción fracasó en lo militar por circunstancias imprevistas y la inexperiencia de los asaltantes, avivó la llama del proceso de liberación nacional interrumpido, demostró que había una situación revolucionaria en el país, era posible enfrentarse al ejército y había cubanos dispuestos a darlo todo por el sueño de una Patria limpia, con todos y para el bien de todos.
images wEste sábado se cumplirán 61 años de que hombres y mujeres, incluidos varios matanceros, protagonizaran el acto heroico, no iniciativa de románticos y locos como entonces los cobardes afirmaron. Queda como vital testimonio el ejemplo de Tasende, el de muchos otros que dejaron para siempre su sangre en Santiago y el de los que, como Fidel, Raúl, Haydeé, luego de la muerte de los amigos y de la prisión, sacaron fuerzas para luchar por una Cuba mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s