Revelación TV: mejor no copiar

tvLlegó como parte de las propuestas para el verano; lo encontré una noche de domingo y desde entonces lo he seguido, más por vocación crítica que afán de esparcimiento. El programa en cuestión es Revelación TV.

Allí se presentan cantantes profesionales y aficionados para mostrar sus habilidades interpretativas y, por supuesto, competir. En ese aspecto no radica el problema, sino en que en vez de acudir a la tradición nacional en propuestas de ese tipo, tales como Todo el mundo canta, se ha hecho una mala copia de La Voz Kids.

Atemperarse a los nuevos tiempos no quiere decir seguir fórmulas para las cuales no contamos con suficientes recursos. Quien prefiere espacios de ese tipo, que repletan los cargues, se reirá ante Revelación TV, y los que no, tampoco irán a buscar nada por esos lares.

¿Por qué insistir en los team y los couch, si existen en español las palabras equipo y entrenador? ¿Por qué caer en la sensiblería de jueces que nunca pueden decidirse, aún cuando la falta de talento de algunos concursantes resulta evidente? ¿Por qué una conductora más interesada en saber lo nerviosos qué están los participantes que en detalles más sustanciales como la preparación o la formación musical con que cuentan?

Para que hablar del vestuario y el maquillaje, excesivamente fastuosos, en comparación con lo pequeño del estudio y la propia naturaleza del espectáculo. En medio de todo ello el slogan repetido: donde la música cubana cuenta y las pequeñas pinceladas sobre el tema resultan fuera de lugar. Sin dudas, la factura deja mucho que desear.

Lo más penoso es que se gastó dinero y se recurrió a figuras importantes del panorama musical cubano como Niurka Reyes, Emilio Vega o Edesio Alejandro, para alcanzar un resultado tan pobre y que pasa sin penas ni glorias por la televisión del país, tan urgida de sólidas propuestas culturales.

No critico que se hagan certámenes de canto, de hecho, deberían hacerse más; nuestra isla cuenta con un potencial musical increíble y buena parte de los espectadores disfrutaría ver nuevas figuras que después nutrirían la escena cubana; pero la concepción de Revelación TV no es la apropiada.

Coquetear con la banalidad no nos pega y lo que muchos perdonamos a propuestas foráneas no lo toleramos en las nuestras. Mejor no copiar: tomar de fuera lo bueno, desechar lo malo, insertar la originalidad, siempre será el camino más provechoso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s