Controlado escape de amoníaco en Fábrica de Hielo

amoníaco
Amoníaco

Un escape de amoníaco (NH3) se produjo el amanecer del lunes en la Fábrica de Hielo Los Molinos del municipio cabecera. Aunque no resultó de grandes proporciones, la movilización de los organismos y autoridades implicados permitió su control.

Según explicó Alejandro Isaac Delgado, director de la Unidad Empresarial de Base de Alimentos Matanzas, con anterioridad las tuberías sufrieron una rotura, las soldaron, se realizó la prueba al vacío y no surgió ninguna dificultad; “cuando el sistema comenzó a funcionar se produjo una avería, llamada comúnmente “pitera”, parecido al ponche de una goma. La fábrica va a cumplir 200 años y aunque los conductos no datan de entonces sí son muy viejos”.

El incidente se comunicó a la Defensa Civil y se reunieron en el lugar autoridades de la provincia, especialistas y representantes de distintas instituciones quienes, de conjunto, decidieron el procedimiento a seguir. “La instalación tiene un sistema montado para enfrentar estas situaciones. El compuesto químico se vierte a una piscina de desconcentración, al disolverse en agua pierde propiedades y deja de ser peligroso”, comentó Isaac Delgado.

Luego de permanecer por un tiempo en dicho depósito, se vierte hacia el río, pero entonces resulta inocuo. Al respecto refirió Arturo Carbonell De Armas, director de Aprovechamiento Hidráulico, que en función de los análisis realizados no se comprometerán el afluente ni el abasto de agua. Por su parte, Marisol Gil Gil, delegada del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en Matanzas, afirmó que la mayor preocupación es evitar que el gas vaya a la atmósfera para lo que se realizan todas las acciones previstas.

Como otra de las medidas, se esperaba la llegada de un recipiente que permitiese almacenar y, por ende, recuperar parte del gas. Hasta que no salga todo el amoníaco del sistema no puede iniciarse la reparación. Aunque no existió amenaza para la población, se notificó a los vecinos de las inmediaciones. En las labores intervienen miembros del Cuerpo de Bomberos y obreros de la fábrica con los medios de protección necesarios. El NH3 se utiliza en el proceso productivo de esta unidad para el enfriamiento.

El amoníaco es un compuesto químico, gaseoso en estado natural, ampliamente utilizado en la industria química y como refrigerante. Se disuelve con facilidad en agua formando el agua amoniacal. Es una sustancia corrosiva y tóxica, por lo que su manejo requiere medidas de seguridad para evitar daños a la salud e incluso la muerte. A concentraciones elevadas produce irritación de garganta, inflamación pulmonar, daño en vías respiratorias y en ojos. A medida que aumenta la concentración puede llegar a producir edema pulmonar o el fallecimiento cuando supera las 5000 ppm. Las salpicaduras de amoníaco líquido producen quemaduras y un daño irreparable en los ojos. Su ingestión provoca la destrucción de la mucosa gástrica, daños severos al sistema digestivo y la muerte.

El amoniaco líquido es un refrigerante muy eficiente que se emplea en máquinas frigoríficas y en la fabricación de hielo. Cuando se evapora, 1 g de líquido absorbe 1330 J (a -20ºC), calor necesario para congelar casi 4 g de agua. También se utiliza en la industria de los fertilizantes como materia prima esencial para la producción de abonos nitrogenados: urea, nitrato de amonio y otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s