Cercar a la inconsciencia

La limpieza realizada por personal no calificado al conjunto escultórico del Parque de La Libertad en octubre de 2013, lo colocó en el centro del debate público. Ahora, luego de concluida su costosa restauración, se impone salvarlo de las indisciplinas sociales

El irrespeto al conjunto escultórico amenaza con deteriorar sus valores
El irrespeto al conjunto escultórico amenaza con deteriorar sus valores

Para quienes transitan con regularidad por el Parque de La Libertad no produce extrañeza presenciar escenas de maltrato a su conjunto escultórico. Lo que debería constituir sitio de veneración, de reencuentro con la historia patria y la matanceridad, resulta área de juegos infantiles, merendero y lo más penoso, hasta baño público.

Hace muy poco culminó la restauración a la obra. Según el historiador y conservador del Teatro Sauto (MN) Leonel Pérez Orozco, la labor del equipo fue encomiable, “deben destacarse los trabajos especiales con la cera líquida dentro de la pátina de bronce para realzar elementos de la estructura que ya no eran visibles, tales como la leontina del reloj de Martí, la inscripción que reza Cuba en su anillo o el Viva Cuba Libre en el pergamino.”

Refiere, además, que se limpió la grasa y el hollín del granito y se impermeabilizaron y destacaron las aristas entre los bloques. También se restauraron la bandera cubana y el ramo de flores, lo que incluyó destupir los conductos para el drenaje del agua y la colocación de dos más.

No obstante, las indisciplinas sociales en el lugar no merman; incluso cuando aún se intervenían las piezas, estas amanecían marcadas por los zapatos y retirada parte de los productos químicos. “Los guardaparques no dan abasto; han aparecido orina y excrementos, se llevan las estrellas adosadas a la placa de mármol, pisotean la bandera jugando encima, en una ocasión hasta zafaron el asta y con tantos bancos para conversar se sientan en la base”, relata Pérez Orozco.

Ante panorama tan desolador que amenaza la integridad de un símbolo de la ciudad y tomando en cuenta una de las recomendaciones de conservación del equipo de restauradores, la Comisión Provincial de Monumentos y la Subcomisión de Arqueología e Historia de la urbe decidieron diseñar un sistema limítrofe, es decir, cercarlo.

UNA SOLUCIÓN CON HISTORIA

Contrario a lo que muchos consideran no siempre se pudo acceder al área. En 1909, cuando se develó, el césped a su alrededor impedía el paso y solo contaba con una escalinata muy pequeña. Hacia 1910 se sembró un cantero de flores y ya en los años cincuenta se colocó una cerca de ochenta centímetros de altura. No fue hasta los setenta, con la reestructuración de la plaza, que quedó tal y como la vemos hoy.

Para delimitar el espacio se utilizará una reja de hierro que estuvo en el sitio durante todo el siglo XIX cercando la estatua de Fernando VII y luego en el Paseo de Martí cuando esta se trasladó hacia allá. Finalmente, la figura del regente se colocó en el Museo Palacio de Junco, y la verja se situó alrededor de un árbol en el parque de Peñas Altas, donde permanece hasta hoy.

“Pretendemos rescatarla, restaurarla y ampliarla. Debe quedar retirada un metro o dos del monumento para no hacinarlo, pero sí sobre su zócalo. Tendrá un candado, elaborado artísticamente, y solo se podrá ingresar con autorización de las autoridades del parque”, afirma Orozco.

Actualmente, se tramita el permiso de la Comisión Nacional de Monumentos para acometer la tarea. No puede tomarse el riesgo de que, en escasos meses, el conjunto pierda la belleza que hoy luce. Esta acción alejará a los inconscientes, los que no respetan la figura del Apóstol y el increíble simbolismo de La Libertad, ni conciben a dicha obra de Salvatore Buemi como un patrimonio de extremo valor para todo matancero.

Anuncios

2 comentarios en “Cercar a la inconsciencia

  1. Desgraciadamente “la indisciplina social” llegó para quedarse como un símbolo mas de los nuevo tiempos, no es un problema de Matanzas o de Cuba se ha generalizado por todo el nuevo y viejo mundo. Hoy la mayoría de las obras de escultóricas que existen en plazas y parque de la diferente ciudades del mundo tienen una nueva atracción “LAS REJAS Y EN ALGUNOS CASO EL CUSTODIO” como única forma de preservarlas del vandalismo, la incultura y la indisciplina de la misma forma que la chabacanería y el mal gusto han irrumpido en la música y la danza y en otras expresiones de las artes. ¿porqué será? buena tarea para los investigadores y estudioso sociales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s