Un ingenio para la memoria

Museo del Azúcar José Smith Comas

El patrimonio azucarero forma parte esencial de la idiosincrasia de muchos de los matanceros. Hoy, lo que antes fuera ingenio, se levanta como museo para no dejar morir ese legado

“Pregúntenle a este enmudecido terraplén / a qué sabe el azúcar de la desmemoria” (fragmento del poema La callada molienda de Maylan Álvarez Rodríguez)     

Una muestra de las partes que intervienen en el proceso de fabricación del azúcar, permite explicarlo a los visitantes.
Una muestra de las partes que intervienen en el proceso de fabricación del azúcar, permite explicarlo a los visitantes.

A quienes han vivido en un batey azucarero se les reconoce fácil; basta conversar con ellos un rato para que irrumpan en la conversación, como ráfagas, las evocaciones de una vida regida por los ruidos del central, el olor de la molienda, el transitar de los vagones repletos de caña…

La reestructuración de esa industria, iniciada en el 2002, determinó en Matanzas el cierre de la mayoría de sus ingenios. El desmantelamiento de los mismos influyó en la vida económica y social de las comunidades: se buscaron otras fuentes de empleo, se perdieron tradiciones y las partes de las fábricas llegaron a destinos diversos.

Todos esos aspectos amenazaron y dañaron el patrimonio azucarero de Matanzas. Precisamente, rescatar, conservar, preservar y divulgar la historia de ese renglón, resultan misiones del Museo José Smith Comas, ubicado en Cárdenas. Con su director, el ingeniero Rafael Piñero Rodríguez, intercambió Girón para conocer las interioridades de una iniciativa cuya relevancia va más allá de los ingresos económicos y comprende la salvaguardia de parte de la identidad matancera.

La colección de locomotoras constituye una de las posesiones más valiosas de la institución
La colección de locomotoras constituye una de las posesiones más valiosas de la institución

Donde hoy se enclava la institución, comenzó a moler en 1846 el ingenio Progreso. Luego del triunfo revolucionario, adoptó el nombre del mártir cardenense. En el 2002, cesaron sus actividades y un año después se tomó la decisión de convertirlo en museo.

“Pertenecemos a la Unidad Empresarial de Base José Antonio Echeverría, que a su vez integra la empresa Tecnoazucar. Esta última posee otras dos instituciones similares, el Marcelo Salado en Caibarién y Patria o Muerte de Ciego de Ávila. Hoy, tenemos 32 trabajadores. Además, nos apadrina el Museo Provincial Palacio de Junco”, comenta Piñero Rodríguez.

EL SMITH NO DUERME

Este otrora central no huele a mieles, pero sí a grasa y a historia. Corrió mejor suerte que otros colosos que duermen para siempre como el Cuba Libre o el España pues, aunque no produce azúcar, mantiene la vida, impulsada por los ojos curiosos que escudriñan sus piezas originales y otras traídas desde industrias de la parte occidental del país.

museo del azucar (3)“Dejamos una muestra del proceso de fabricación, que nos permite explicar a los visitantes cómo se hace el azúcar. Contamos con un mural qué refleja las características de esa actividad en los primeros años de su introducción en Cuba. Se observa, asimismo, el basculador, la estera transportadora, la planta moledora, las calderas, el tanque alcalizador, la centrífuga, entre otros”, ahonda el director.

No obstante, lo más llamativo para el público resulta la colección de 28 locomotoras, que datan desde 1895 y hasta 1925. Las máquinas se recuperaron, repararon y pintaron y para su exhibición se consignan el número, fabricante, ingenio del que procede y otras especificaciones.

Refiere Rafael que “aquí llegan personas que saben poco del procesamiento de la caña, pero otras sí son conocedoras y hacen muchísimas preguntas, entonces les explicamos con mayor profundidad. Los valores que atesoramos posibilitan que las agencias turísticas se interesen en nuestro producto.

“Trabajamos con Gaviota, Cubanacan y Cubamar. En dependencia de la oferta concertada, ofrecemos a los turistas el recorrido guiado por la instalación, la visita a un campo de caña con la explicación de las características de su siembra y el paseo en nuestra locomotora de vapor, que posee tres coches y una capacidad para 90 personas. También brindamos un guarapo a cada cliente y la actuación de un conjunto de música tradicional. Instalada tenemos, asimismo, una tienda de productos tradicionales”.

Otro de los objetivos del centro radica en estrechar las relaciones con la comunidad, para ello potencian las visitas de las escuelas y poseen un ranchón en el cual habitantes del batey realizan actividades.

Hasta el cierre de agosto el museo recaudó 166 mil CUC, cuando el plan era de 70 mil. En igual periodo recibió a 11 mil 600 visitantes extranjeros, mientras que en todo 2013 solo acogió a 3 mil.

ESCOLLOS EN EL CAMINO

Una de las mayores dificultades que enfrenta la institución es que aún no se encuentra categorizada como museo, por lo cual no es posible cobrar la entrada en la puerta y solo genera ganancias a través de la contratación con las agencias.

“Un gran número de turistas extranjeros llegan por sí solos, y es trabajoso explicarles que no podemos atenderlos. Afortunadamente, ya cumplimos con los requerimientos para evaluarnos y elaboramos el expediente. Solo resta su aprobación en la provincia y el análisis por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. Otra de las tareas pendientes es mejorar el techado, necesitamos 7 mil planchas pero en breve debe acometerse”, significó Piñero.

Los matanceros que deseen acercarse al recinto, pueden hacerlo todos los días, entre 7:30 a.m. y 4:30 pm, menos los jueves, que se dedica al mantenimiento. Urge la institucionalización del José Smith Comas en su nuevo objeto social, para que se incluya dentro de los destinos museables de la provincia y el país, más personas conozcan y valoren el patrimonio azucarero del territorio y muchos otros se sientan motivados a depositar parte de su historia personal en el lugar; como aquel viejito que, con modestia, se acercó para donar las piezas que atesoraba en su casa, quizás cual testimonio de muchos años dedicados a la labor, casi siempre raigal y apasionada, de hacer azúcar.

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s