Mi derecho a decidir

De lupas y catalejos

Era muy pequeña la primera vez que asistí a una reunión de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR). Por aquella época para mí era un acontecimiento porque salía de casa, podía ver a mis amiguitos por la noche y hasta corretear en la calle. Las celebraciones festivas ya eran otra cosa, entonces sí que gozaba de lo lindo, recogiendo viandas casa por casa, “ayudando” a las vecinas en los preparativos y finalmente comiendo, brincando y jugando hasta después de la medianoche, para finalmente caer rendida.

Ver la entrada original 537 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s