De una vez, encaminar el camino

Foto-2

El carro no puede pasar. La advertencia era clara. Corríamos el riesgo de enfangarlo hasta el techo o quedarnos atascados. Aconsejados por el sentido común, dejamos bajo la sombra al vehículo, y el viaje continuó en un coche de caballos.

Fueron alrededor de seis kilómetros sobre una estructura que parecía endeble para tantos baches. No se podía tomar notas, ni sacar la grabadora, porque todas las fuerzas se concentraban en sujetarse fuerte.

Así se llega a Perla, uno de los asentamientos de la circunscripción 62 del municipio de Jagüey Grande –junto a Camino del Medio, La Yuca, Planta de asfalto y Camilo Cienfuegos- y no quedan dudas de que el reclamo de los vecinos porque se arregle el camino resulta, además de justo, urgente.

LA CIRCUNSCRIPCIÓN Y EL ACCESO

Posee un área de 45 km2 y si bien no se encuentra tan alejada, el deterioro de sus vías determina el aislamiento. Viven allí mil 117 personas, quienes para acceder a los servicios de salud y educación deben trasladarse hasta Australia, sorteando charcos y bruscos desniveles de terreno.

Arreglar el sendero constituye la principal obsesión de Alexis Chils Estévez, el delegado hace dos mandatos. Mientras repasa los documentos, se asombra de la ingenuidad de los citadinos: “¿Asfalto?, ¡qué va! Nosotros pedimos que se restaure el terraplén: piedra y encima una capa de rocoso. Hace una década se han agravado sus condiciones. Me resultan difíciles las rendiciones de cuenta, porque no tengo una respuesta favorable”.

Más de 20 niños habitan en Perla. Para ir y regresar a la escuela solo existen dos alternativas: la bicicleta o el coche. Alrededor de la mitad de los infantes utiliza la primera.

Para llegar a la escuela, las madres y niños deben atravesar este sendero.
Para llegar a la escuela, las madres y niños deben atravesar este sendero.

Mairén Martínez Alfonso tiene dos hijos; el mayor –ya en la secundaria- va solo, “ayer se cayó y tuvo que regresar todo enfangado. A la más pequeña la llevo yo. Pedaleamos juntas tres madres, nos dicen “artistas”, por lo trabajoso de manejar: los coches nos salpican, a veces nos caemos y los zapatos no aguantan, hay que envolverse los pies en jabitas de nylon. Cuando llueve no la puedo llevar”.

Hortensia Font Rodríguez, una de las vecinas, cuenta que el resto de los padres paga cien pesos mensuales por el coche. “No todos pueden, y menos si tienen más de un pequeño. Además, ya el cochero no quiere continuar, porque hace unos días casi se le vira el carro con los niños arriba, y tiene miedo de que les pase algo bajo su responsabilidad.

“También deben trasladarse embarazadas, ancianos, enfermos. Nadie quiere transitar esa vía, aunque pagues. No tenemos recreación; y se suma que el camino que va hacia Australia muestra pésimas condiciones higiénicas, se botan restos de animales, y de alimentos”.

LAS GESTIONES

La mayor parte de este camino se halla protegido por el patronato, pues varias entidades lo utilizan, entre ellas la Empresa Agropecuaria de Jagüey Grande (EAJG), la del Minint, Azcuba y la CCS Camilo Cienfuegos.

En virtud de esta disposición, son ellas las encargadas de dar mantenimiento a la carretera. “A lo largo de los años, cuando devino freno para su movimiento, implementaron soluciones temporales. Ahora nos dicen que nos apoyarán en todo lo que esté a su alcance, pero que no tienen presupuesto.

“Varios campesinos están en disposición de aportar la piedra, otros prestarán sus camiones, la EAJG asignó el combustible, solo nos falta el rocoso y que se centren los esfuerzos de todos los implicados. Tememos que se diluya esa voluntad de ayudar, porque nadie pone fecha”.

En medio de la alegría por la reciente electrificación de La Yuca (por vías no establecidas, los campesinos pagaron 21 camiones de rocoso a 400 pesos cada uno, para arreglar parte de la senda y que los equipos de la Unión Eléctrica pudiesen entrar) el problema vial influye, de igual forma, en la actividad productiva; “se corren las cercas sobre el camino; y no tenemos cómo obligar a un dueño de tierras a que chapee su parte. Parece un ‘trillo de caballos’. Las empresas que lo usan tienen responsabilidad, sus trabajadores residen ente nosotros”, refiere Edel Cardoso Solís, socio de la CCS y secretario de su núcleo del Partido.

RESPUESTAS

Con sinceridad, el presidente de Gobierno en Jagüey Grande, Eberto Martínez Pérez, explica que en el territorio existen 30 comunidades con senderos en mal estado. Y, asimismo, las calles de las zonas urbanas presentan un detrimento avanzado. Frente a lo cual, el presupuesto es insuficiente.

“En el XV mandato, 42 planteamientos sin solución se relacionan con este tema. En 2015 nos asignaron 100 mil pesos, y utilizar una tonelada de asfalto cuesta mil. Como resultado, podíamos adquirir 800 t y solo nos alcanzó para 100. No tenemos dinero para contratar a una constructora que se ocupe del caso de la circunscripción 62. De hecho, la Sur posee una sola motoniveladora, en  mal estado”.

Comenta que las empresas le ponen poco dinero al patronato, y no cuentan con los equipos (por ejemplo, la EAJG está descapitalizada), y que resulta arduo encauzar en un esfuerzo común a dichos organismos, al tiempo que insiste en lo esencial del mantenimiento comunitario. No obstante, concuerda en que al Gobierno le toca incentivar esa unión.

Mientras el coche de Evelio queda atrás, y se siente la satisfacción de tener los pies sobre tierra firme, las reflexiones apuntan a que constituye necesidad el desenlace feliz para la Perla y todos los caseríos que compartan su problemática. Sobran los implicados; tal vez en lo que llega el capital, con un poco de organización, se encamine el camino.

Anuncios

Un comentario en “De una vez, encaminar el camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s