El amor detrás de sus ojos

En el trabajo de los docentes juegan un papel fundamental el juego y las relaciones de afecto con los estudiantes.

Leyanis tiene siete años. Mira con sus ojos verdes y, tan tímida como pícara, contesta las preguntas: sí, le gusta la escuela; la maestra es muy buena con ella; y su gato de goma tiene hambre, por eso le da la comida. En su aula de primer grado hay tantos juguetes que parece un paraíso infantil, pero allí el juego resulta vía para aprender lo mismo que otros niños de su edad, solo que de forma diferente.

Valiam

En esa clase de la escuela especial Paquito González, de Los Arabos, también estudia Valiam. Él posa para la cámara, insiste en compartir sus galleticas, deja que le arreglen la pañoleta y, aunque no dice su nombre, sonríe tanto que se hace evidente la felicidad. Casi no puede creerse que, debido al autismo, cuando llegó al centro era arisco y no participaba en ninguna actividad.

Ellos son solo dos de los 120 infantes con necesidades educativas especiales que encuentran en la institución el lugar propicio donde lograr su máximo desarrollo integral, para en el futuro enfrentar la inclusión social con independencia.

“Pretendemos prepararlos para la vida laboral. Tenemos alumnos con retraso leve y otros con retraso moderado, mas todos pueden adquirir habilidades e insertarse en la sociedad. De los estudiantes, 11 son externos pues padecen de patologías que impiden su asistencia, las maestras van a sus casas; 67 internos, y el resto seminternos”, explica la directora Juliana Castañeda Cuéllar.

Acuden a la escuela niños y adolescentes de entre siete y 17 años, aunque quienes no logren suplir sus carencias educacionales pueden permanecer hasta los 21. Mariano Rodríguez, subdirector de preparación laboral, comenta que a partir de los doce comienzan a recibir talleres docentes que incluyen economía doméstica, confecciones, carpintería, técnicas agropecuarias básicas y artesanía.

“Más adelante se les ubica en centros de producción, donde los tutores los ayudan a preparase en un oficio. Reciben el estipendio mensual destinado a la merienda de cada día de trabajo. Los apoyamos en todo ese proceso mediante los talleres para la vida, donde aprenden sobre disciplina laboral, entre otros asuntos útiles. Muchos, cuando llegan a la edad establecida, se quedan en esas entidades. Actualmente, el cuentapropismo constituye otras de sus posibilidades de desempeño”.

CARIÑO QUE RINDE FRUTOS

El Centro de Diagnóstico y Orientación establece cuándo un escolar muestra los procesos cognitivos atrasados, no logra vencer los objetivos del grado y debe incorporarse a una escuela especial. Sin embargo, los estereotipos provocan el rechazo de la familia, y a veces la negación.

“No se acepta este tipo de enseñanza. Por eso acudimos a la persuasión, les explicamos a los padres que aquí su hijo tendrá un programa ajustado para avanzar, atención diferenciada y no sufrirá rechazo. Aún así algunos no se deciden a traerlos.

“En las escuelas de orientación familiar tratamos el tema y también estrechamos la relación con la familia y la comunidad, los invitamos para que vean cómo celebramos cumpleaños colectivos, chequeos de emulación, matutinos, días del explorador, competencias de deporte, actividades culturales. Se trata de buscar las potencialidades de los muchachos, a unos les gusta la computación, a otros dibujar; deviene labor constante y los resultados se producen despacio”, refiere Castañeda Cuéllar.

Los estudiantes no repiten el curso, poseen un currículo funcional en el cual se establece qué objetivos no vencieron y sobre ellos trabajan los educadores. El proceso docente se beneficia con el aporte de profesores de Computación y Educación Física, musicóloga, logopeda, psicopedagoga y bibliotecarias.

Las auxiliares pedagógicas resultan piezas clave, pues acompañan a los niños a toda hora. “Las dificultades de la casa las dejo en la puerta del aula y me les dedico por completo. Ellos son especiales, cuando les das amor y ganas su confianza, te cuentan  todos sus problemas. En las noches hay una intimidad muy grande”, cuenta Iliana Reuco Riverón, una de las de mayor experiencia.

A partir de las 4:20 p.m se establecen rutinas adaptadas a las necesidades individuales y que insisten en la formación de valores; las actividades extradocentes comprenden juegos pasivos, mirar películas, escuchar música, dramatizados que protagonizan los maestros, o tiempo de máquina.

Además de la cobertura médica, se brinda el servicio de lavado para que los estudiantes estén limpios en la institución y regresen así a sus casas los viernes.

Cada maestro entrevistado repitió que la meta consiste en que los pequeños a su cargo se sientan bien dentro y fuera de la escuela. Afecto y sensibilidad fueron las palabras más pronunciadas.

Diana Oquendo Soler, al frente de la clase de primer grado, confiesa que constituye “una tarea difícil, dura; cada estudiante posee características diferentes. No obstante, a la vez es lindo, son muy cariñosos. En ocasiones se confunden y me dicen mamá”.

Cuando el éxodo de maestros golpea la provincia, complace ver cómo la Paquito González exhibe un colectivo estable, enamorado de lo que hace, con algunos profesores muy jóvenes. En el siglo pasado fue un cuartel de la guardia rural, hoy la edificación está repleta de miradas que traslucen amor. Quizás Leyanis y Valiam no tengan las mismas destrezas que la mayoría de sus coétaneos, pero sueñan, aprenden y, en su diferencia, son únicos.

Anuncios

3 comentarios en “El amor detrás de sus ojos

  1. Hola Yeilén escribí un comentario sobre este trabajo en el periódico Girón lo busque ahora para poner el mismo comentario en tu blog no aparece.¿que pudo haber pasado?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s