El amor existe o una respuesta para la gente apocalíptica

EL AMOR no es el vestido blanco, ni el anillo en el dedo. El amor no es el estado civil en la planilla x, ni los ahorros conjuntos; no es la planificación de las vacaciones, ni compartir la casa y la cama. El amor puede ser un poco todo eso o no serlo, porque se advierte más en la mirada de la mañana, en el beso de la despedida, en el extendido chat de los viajes internacionales, en el libro comentado, en el medio poema, en la canción a medias…

El amor no es  estar de acuerdo en todo, ni decir siempre «sí»; el amor no es permanecer juntos a toda ahora, ni hablar en plural, o dibujar corazoncitos en hojas rayadas; y no es que les falte mérito a los corazones rojos, pero amar es disentir mucho, y discutir por no fregar los platos del almuerzo, y odiarse unos segundos, para después reír sin motivo,  perdonar lo insulso y festejar el enorme privilegio de tener un «enemigo» a la altura del conflicto. Amar es dejarse mensajes escondidos que el resto encontraría feos, descarados o tontos.

El amor no es una fuerza todopoderosa, ni un candil en medio de la noche, lo mejor de amar es que al fin se puede ser débil ante alguien, y confesarle los miedos ridículos y las pasiones más bajas; y que se puede estar perdida, porque hay una mano que, aunque quizá tan temblorosa como la tuya, te apoya en el camino.

El amor no es lo que cuentan las comedias románticas, ni los más grandes libros, porque tiene el don de la singularidad: nadie ama igual, cada historia es un universo parido por sus protagonistas.

El amor no es una receta. Puede ser divertido, arduo, estremecedor, insufrible, quemante, enaltecedor… y todo eso por separado, y todo eso a la vez.

El amor no es esto que yo digo, aunque para mí lo sea. Huye de las descripciones, y por eso lo persiguen las palabras ¿Quién no palpita con lo indescifrable?

Para mí el amor tiene nombre, apellidos y ojos negros; y creo en él porque lo siento y si lo siento existe. ¿Quién se atrevería a cuestionarme esta certeza?

Obra: El beso, Gustav Klimt

Anuncios

Un comentario en “El amor existe o una respuesta para la gente apocalíptica

  1. Eres poeta, dijo alguien la poesía es la pintura ciega, la pintura es la poesía muda, tu no eres ninguna de las dos, TU eres la poesía de ojos grandes y negros que atraviesan el velo de la KABALA con los 22 sefiros incluidos, los planos de yehsirat y las dimensiones de los maestros ascendidos, eres un avatar de la belleza de Platón y de la belleza de Aristóteles, que del pobre Sócrates en donde tú tienes y te sobra lo bello ,lo útil y lo moral ,. tú pintas con la poesía y tus conceptos se alejan de lo romántico común, tu antropología espiritual e intelectual están más allá de tu cuerpo de tu mente de tu astral, aclararte quiero que estoy muy lejano de ser un falso empleador de terminos místicos, yo se lo que hablo y lo que escribo pues en estas cuestiones llevo más de veinte años y ya pinto canas…….ser poeta es simplemente haber sido tocado con lavarita de la sensibilidad y el saber escribir, pero cuando sale del alma……………Dice la KABALA que cuando Dios creo al mundo y envío las almas a la tierra tocó a cada mujer,por eso Dios cuanta las lagrimas de las mujeres en su tristeza también toco a los artistas por eso ellos tienen la misma sensibilidad que las mujeres y quizas hasta más, así también casó las almas se llama creo Shahabert o Bachertt almas gemelas El AMOR SIEMPRE HA EXISTIDO ES EL LENGUAJE UNIVERSAL EL IDIOMA DE TODAS LA RAZAS Y CULTURAS……………………………………………………………………………………………………………..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s