Aprendizajes de mamá primeriza (V)

Y tuve que revisar mi blog para saber qué número de post era este; sí, la maternidad te trastoca, a veces salgo al portal de la casa y me digo: “hola, mundo, cuántos días sin verte”; y extraño cosas simples como maquillarme, y me dan deseos repentinos de volver al trabajo, pero saben qué, soy inmensamente feliz, esta de ser mamá es una experiencia liberadora y de mucho crecimiento espiritual… y eso va para toda aquella y aquel que cuando te embarazas solo sabe decirte que no vas a dormir más, que vas a quedar gorda… y una lista extensa de negatividades.
Gente, hace meses que no duermo una noche entera y tengo una barriga fofita, pero no hay un día que mi hija no me haga reír, reír mucho. Eso es lo primero que pienso contarle a una mujer que me confiese su embarazo.
SE TENÍA QUE DECIR Y SE DIJO.

En estos dulces meses de ser madre (qué palabra tan grande y qué pequeña me siento yo todavía) he aprendido que:
Vas a mirar mucho a tu bebé, a toda hora, a cada segundo, de día y de noche. Te va a costar tiempo dejarlo en el cuarto unos minutos, y toda la voluntad del mundo para salir de casa sola por primera vez. No todos van a entender esa aprehensión u obsesión, pero los que han sido uno físicamente por nueve meses, bien se merecen su espacio para adaptarse a ser dos cuerpos separados, así que perdónate tus miedos y disfruta de una etapa que no volverá.
Desarrollarás el complejo de Gollum, consistente en no querer prestarle tu bebé a nadie, porque es “tu tesoro”. Cuesta trabajo dejar que otros, no importa el grado de familiaridad, se hagan cargo. Lo tienen en brazos un ratico, y ya quieres que te lo devuelvan. Y si llora, ahí sí te entra el desespero, porque sientes la necesidad de ofrecer consuelo tú y solo tú. Es un instinto primario, animal. Pero papá tiene el derecho y el deber de compartir la crianza. Además, siempre hacen falta unos brazos extra para satisfacer necesidades básicas como comer o bañarse. Por eso el Gollum que llevas dentro debe entender que por compartir un poco no pasa nada. PD: No importa a que hora entres a la ducha, siempre te parecerá que oyes llorar al bebé, es una suerte de paranoia.
Tan solo de embarazarte, vas a amar a todos los otros bebés del mundo y te vas a sentir conectada con el resto de las mamás. A los pequeños los verás hermosos, te llenarán el alma de ternuras, y te solidarizarás con las madres, porque sabes que detrás de cada foto de sonrisas hay mucho esfuerzo. Tantos likes he dado, que por obra y gracia de los algoritmos de FB ahora solo me aparecen publicaciones de amigos sobre sus bebés, maternidades y paternidades, y ME ENCANTA.
Estar limpia cuando cuidas a un bebé es un imposible. Nada atrae más un buche apestoso que una blusa acabadita de poner. Al final de la tarde no sé ni a qué huelo, pero hay orines, leche y partículas de caca por todo mi ser. Mi antigua yo se habría retorcido de la incomodidad. Pero esta versión mejorada de mí olfatea pañales sucios con la pericia de un perfumista y la curiosidad de una científica. Mientras ella huela rico y tenga ropa impoluta y seca, todo está bien.
Te van a dar consejos a borbotones, algunos útiles; muchos tan obvios que a veces dudarás si te creen tonta; y otros francamente entrometidos. Creo que lo esencial es entender que ningún bebé ni ninguna maternidad es igual a otra y que es tu derecho de madre primeriza aprender a un ritmo propio, hacer las cosas a tu forma y hasta equivocarte. Ya le he pedido perdón a mi hija varias veces cuando meto la pata, y por la forma en que me mira creo que me lo ofrece.
Y, finalmente, lo reconozco, a veces me siento niña jugando a las muñecas, y es muy divertido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s