Hay locuras que son poesía

“Las tinieblas del revés jamás apagaron la certidumbre de victoria”. Faustino Pérez

Foto (4)

  1. Abril, 9. 7:30 am

–Muchacho, quítate esos audífonos. Vas a terminar sobre el parabrisas de un carro.

–Yo bajo el volumen, mami, no te preocupes.

En la puerta, Ernesto da un beso distraído a su mamá. Busca en el reproductor una canción para iniciar el día. Mientras la música lo inunda, repasa mentalmente los contenidos para el examen de Historia. Camina junto al muro del preuniversitario y se detiene, por primera vez, frente a la tarja que ha rebasado tantas veces.

Lee: “Juan Ripoll  García. Julio Ruffin Hoyos. José Pérez Vidal. Combatientes heroicos asesinados en la gesta revolucionaria del 9 de abril de 1958. El pueblo eternamente los recuerda”.

Busca en su memoria: matanceros humildes y miembros del Movimiento 26 de julio,  aquel día tenían la misión de protagonizar sabotajes en la zona industrial. De regreso, fueron perseguidos por los esbirros de Batista y alcanzados en esa misma esquina, muy cerca del entonces Instituto de Segunda Enseñanza. Allí los masacraron. Sigue leyendo “Hay locuras que son poesía”

Anuncios

Dolor hecho luz

“…qué epopeya y misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción hubo en su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella es como de la raíz del alma…” José Martí

Mariana Grajales
Mariana Grajales

Rectitud y laboriosidad son las premisas del hogar. Modesto, sí, pero limpio; allí vive una familia de bien y no existe espacio para las mentiras ni el desorden. Por eso impone horarios para la comida, el sueño y llegar a casa. Nada de andar por ahí de noche, a las diez en la puerta y al otro día a estudiar o trabajar en el campo junto al padre; el sustento debe ganarse con las manos. Sigue leyendo “Dolor hecho luz”

Cuando la inocencia se manchó de sangre

Asesinato de los niños Fermín y Yolanda
Asesinato de los niños Fermín y Yolanda

El corte de caña agota, pero Fermín ni lo siente. Le gusta ayudar al padre, pero tiene otros sueños metidos en la cabeza. Esa noche no se aguanta y le dice a su mamá: “Me sé todos los problemas que pone la maestra.El año que viene voy a empezar en una escuela de milicias, ya estoy bastante grande”.

Nicolasa sonríe condescendiente, casi no puede creer que sus niños crecieran tanto. Fermín la asombra, solo tiene 13 años pero anda loco de admiración por Camilo Cienfuegos y dice que será como él. Yolanda no se queda atrás, dos años menor, quiere ser maestra y practica con cualquiera que se le cruce delante.

Cierto, viven en un bohío muy modesto, en la apartada finca La Candelaria en Bolondrón, Matanzas; pero son una familia feliz. Las oportunidades que crecen para los cinco hijos alegran la vida. Es el 24 de enero de 1963. Sigue leyendo “Cuando la inocencia se manchó de sangre”

Sangre que no puede olvidarse

Eso no está muerto: /no me lo mataron/ni con la distancia/ ni con el vil soldado. / Hasta allí me siguió, como una sombra, /el rostro del que ya no se veía. /Y en el oído me susurró la muerte /que ya aparecería. Santiago de Chile (Silvio Rodríguez)

articles-93388_foto_portadaEl 11 de septiembre parece signado por la fatalidad; en años y lugares diferentes acaecieron sucesos marcados por la muerte, el dolor y la crueldad humana, que en ocasiones alcanza extremos inimaginables.

Todos ello tienen en común el terror, como medio o fin y constituyen manifestaciones del terrorismo de Estado. Este consiste en la utilización de métodos ilegítimos como amenazas y represalias, por parte de un gobierno, orientados a inducir el miedo en la población civil para alcanzar sus objetivos o fomentar comportamientos. Se incluye patrocinar a terroristas, es decir, albergarlos, entrenarlos y darles apoyo táctico –estratégico. Sigue leyendo “Sangre que no puede olvidarse”

Palestina: relato de una injusticia (III y final)

Palestina 1Luego de la I Guerra Mundial Inglaterra pasó a administrar Palestina como Mandato; las aspiraciones de los árabes de alcanzar su independencia no se concretaron; por el contrario, la potencia se comprometió, en 1917, mediante la Declaración Balfour, a establecer en ese territorio un “hogar nacional judío”.

Sin embargo, serían acontecimientos asociados a la II Guerra Mundial los que marcarían un punto de inflexión en la realización del proyecto sionista. En esos años Estados Unidos relevó a Inglaterra como principal apoyo externo de la idea de hacer resurgir Israel. En 1942 se adoptó en el país norteamericano el programa de Biltmore, en el que se apoyaba a los hebreos, representados por su influyente líder David Ben Gurión, en el propósito de fundar un Estado judío en toda Palestina y crear un ejército judío para hacerlo efectivo. Sigue leyendo “Palestina: relato de una injusticia (III y final)”