El Che está en todas partes (II)

IMG_20170721_210126

Anuncios

Bahía nuestra

dscf4427Somos una ciudad privilegiada, porque el mar nos protege y nos define. Dicen algunos matanceros que no se sienten cómodos en lugares sin costas, les parece que se ahogan y que sin el agua, su presencia, olor, sonido, o el simple conocimiento de que está tras la próxima calle, experimentan el peor de los encierros.

Quizás esta bahía regia, serena, pero a la vez íntimamente relacionado con la rebeldía y la matanza que nos nombra, tenga mucho que ver con la idiosincrasia matancera: parsimoniosa, intimista, poeta y a la vez altiva, defensora a ultranza de sus espacios.

Poder mirar una bahía como esta, cada día, es un regalo que a veces pasa inadvertido. Solo hay que estar lejos de ella poco tiempo para valorarla en su justa medida.

dscf4426

dscf4429

dscf4437

dscf4453

dscf4452

En fotos, la historia de un puente

El puente Sánchez Figueras – muchas veces denominado por los matanceros tan solo como el de San Luis- acaba de cumplir 100 años. De tal forma, Matanzas alcanza la excepcionalidad de ser una ciudad con cinco puentes centenarios en activo.

Antes de esta estructura, cruzó el río San Juan, muy cerca de allí, el puente de La Carnicería, ideado por el genial Jules Sagebien. El de Madera fue su sucesor. Pero en 1916 se inauguró el Sánchez Figueras, y parece que para quedarse.

Entre 2012 y 2013 una reparación capital le devolvió su belleza y solidez, y hoy permanece con la seguridad de los centenarios.

Los matanceros tenemos una deuda con este y el resto de nuestros puentes, preservarlos, no dejar que el tiempo los derrote.

1

2

3

4

5

6

7

Dibujo 6

9

8

10

11

12

13

14

Matanzas, ciudad de puentes centenarios

El puente Sánchez Figueras (1916) en la calzada de San Luis, sobre el río San Juan, cumplió 100 años este 16 de agosto; y con ello, Matanzas se convierte en una ciudad con cinco de esas estructuras centenarias en activo.

Una singularidad que, según el Ing. Luis R. González Arestuche y el Arq. Ramón Recondo Pérez, no se repite en el país y, hasta donde se conoce, tampoco en América. Solo se le acerca Oporto en Portugal, que posee tres.

“Merecen ser Patrimonio de la Humanidad. Cada uno tiene una función bien definida y forma parte del entorno arquitectónico de la urbe”, afirmó Recondo durante una conferencia dictada por ambos especialistas en la sede provincial de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba.

El Sánchez Figueras fue proyectado y ejecutado por los ingenieros Armando Macías y Conrado Martínez, respectivamente y su construcción, en la que trabajaron los mejores operarios del país, solo demoró un año.

Considerado el segundo puente de hormigón armado edificado en la Isla (aunque algunas líneas de investigación lo postulan como el primero) recibió, entre 2012 y 2013, una reparación capital calificada de muy efectiva, que subsanó sus graves daños.

Sin embargo, quedan pendientes el rescate de la iluminación original, y medidas eficaces para protegerlo de la inconsciencia ciudadana, expresada en la colocación de carteles, la pesca y el lanzamiento al cauce desde él.

Vivimos de espaldas al agua; con tres ríos navegables no se aprovecha la transportación marítima” comentó Arestuche, al tiempo que llamó a poner más atención sobre esa parte integrante del urbanismo matancero y los puentes que los cruzan.

Los otros centenarios de Matanzas – que posee 30 obras ingenieras entre puentes, pasos peatonales y pasos superiores – son el General Lacret Morlot (La Concordia) (1878), el General Calixto García (de Tirry) (1897), el Giratorio (1904) y el de hierro en el río Yumurí (1904).

Fotos: Cortesía de Ramón Recondo y Luis González Arestuche; y Abel López Montes de Oca

El San Juan que nos habla (fotorreportaje)

De los enamorados, los amigos, los tristes, los cansados, los que se van, los que vuelven, de Milanés, de Marta Valdés, nuestro. El San Juan cruza Matanzas, su geografía y lo intangible de su esencia: el alma de la ciudad.

Allí la prosperidad azucarera y el puente que giraba son historias, pero mucho queda, una calma inigualable, la grúa añosa, paz para pensar, tentaciones para los fotógrafos o los herejes de la fotografía.

No se sabe por qué en Matanzas nacen tantos poetas, quizá el San Juan tenga gran parte de la culpa. Nadie queda indiferente ante ese pedazo de malecón ajeno a los tiempos.

Tal vez cuando tome cuerpo el paseo cultural fluvial de la calle de Narváez, otro sea el ambiente de las márgenes del río, y la soledad hoy tan fácilmente encontrada constituya mito. Pero seguro el San Juan nos hablará siempre, algo, aunque sea en murmullos.

Conga multicolor en Matanzas (+ fotos)

“¿Y aquí qué va a pasar?” “Qué clase de desprestigio” “Ya uno no sabe si lo felicitan por campesino o por eso otro”; muchas de las expresiones que podían oírse entre la multitud denotaban rezagos discriminatorios; sin embargo, casi nadie se quedó dentro de su casa o centro de trabajo en la principal arteria comercial de Matanzas.

La conga contra la homofobia y la transfobia avanzó por la calle de Medio, y con la música trajo la solidaridad. A muchos de los renuentes, los que miraban con sospecha, se les relajó el rostro, quizás porque cuando se ve al discriminado en persona se entiende el vacío de los prejuicios.

Junto a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales; activistas por sus derechos, y artistas, marcharon matanceros y matanceras heterosexuales, no afiliados a proyectos y campañas, sino guiados por un elemental deseo de justicia, de un país con completa equidad, y sin exclusiones.

Las banderas multicolores inundaron el centro de Matanzas, mientras se escuchaba “Socialismo sí, Homofobia no”, “Revolución de todos los colores” y “Yo me sumo, abajo el bloqueo”.

El cambio cultural demora, pero sus señales son cada vez más evidentes. Nada más consustancial a Cuba y su historia que el humanismo y el respeto al otro.

Varadero, paraíso azul en Matanzas

Para los matanceros ya no es novedad. Basta tomar un ómnibus y se llega a los más de 20 kilómetros de playa blanca, suave, benévola. Cuando la maravilla se tiene tan cerca pasa desapercibida, pero basta escuchar la expresión de una amiga del sur del continente, por primera vez en Varadero: “Esto es el paraíso”, para reflexionar acerca de la riqueza que tiene Matanzas en esas arenas y su mar tan azul. Hay balnearios muy bellos en el mundo, mas dudo que otro tenga un encanto tan singular como el nuestro. Las fotos lo atestiguan.

El Sordo oye muy bien (+ fotos)

UBPC El SordoCuando un montón de periodistas “chismosos” llega a cualquier lugar, termina por trastocar la rutina del sitio; pero en El Sordo no sucede así, allí están tan ocupados en producir que las manos no dejan de cortar papas para la siembra, aunque se levante la vista para ver qué quieren esos que lo miran todo con aires de curiosidad y fiesta.

A esa UBPC, a más de dos horas de camino de la ciudad de Matanzas, arribó el colectivo – entusiasta, un poco loco y variopinto- de la Editora Girón, como parte de las actividades para celebrar sus 55 años; y no pudimos pensar en lugar mejor porque de verdad que reconforta ver gente que trabaja con ganas, y no se esconde tras retóricas porque los resultados lo dicen todo.

Por eso nos convencimos de que El Sordo no es tan sordo nada, cómo lo va hacer si dicen que sudan para poner comida en el plato de los cubanos, y sus ganancias – bastante considerables- no van solo al bolsillo de los obreros, sino a mejorar la vida de las comunidades y reparar escuelas, policlínicos, caminos… Oyen muy bien lo que necesita este país.

Hablan con orgullo de hectáreas, toneladas y aunque no se atreven a decir que son la mejor UBPC del país, no niegan que están entre las primeras.

Vimos entonces cómo se prepara la papa antes de ir a la tierra, disfrutamos de la hospitalidad franca de tantos guajiros buenos arraigados al suelo del municipio de Martí, conversamos, bailamos y nos fuimos contentos.

El promedio de salario mensual hizo que algunos consideráramos cambiar de oficio, y quedarnos haciendo carrera junto a los surcos de El Sordo; pero luego, pensándolo mejor y seguros de que se nos da mejor escribir, nos quedamos solo con la admiración hacia esos hombres y mujeres que, al final, comparten con nosotros una gran suerte: el amor total por lo que se hace.

Con una explicación sobre el funcionamiento de la UBPC comenzó la jornada. En la foto, las periodistas Mayuri y Gabriela.
Con una explicación sobre el funcionamiento de la UBPC comenzó la jornada. En la foto, Mayuri y Gabriela.
Como siempre a alguien le toca hacer el reportaje, esta vez le tocó a Jessica.
Como siempre a alguien le toca hacer el reportaje, esta vez le tocó a Jessica.

 

¿ Se parecen? Son Gabriel 1 y Gabriel 2, uno ubepecista y el otro periodista. Padre e hijo por demás.
¿ Se parecen? Son Gabriel 1 y Gabriel 2, uno ubepecista y el otro periodista. Padre e hijo por demás.

9

11

La siembra de papa andando, y nosotros curioseando.
La siembra de papa andando, y nosotros curioseando.
En El Sordo hay banderas cubanas por todas partes...
En El Sordo hay banderas cubanas por todas partes…

 

6

Nunca había visto tantos perros simpáticos como en El Sordo
Nunca había visto tantos perros simpáticos como en El Sordo

14

Y nunca supimos quién corría peligro, si él o el perro
Y nunca supimos quién corría peligro, si él o el perro

 

Con los medios de transporte tenemos "Historias", pero esta vez la guagua escogida se portó bien.
Con los medios de transporte tenemos “Historias”, pero esta vez la guagua escogida se portó bien.
Hubo baile, pero con orden.
Hubo baile, pero con orden.
Y descubrimos de dónde sacó Gabriel su don de gente.
Y descubrimos de dónde sacó Gabriel su don de gente.

 

Gabriela
Gabriela

 

Ysmarys
Ysmarys

 

Magda
Magda

 

Abel y Berta
Abel y Berta

 

El mejor papá de año, según la Editora Girón
El mejor papá del año, según la Editora Girón

 

Parte de la junta directiva de El Sordo, conversando con los trabajadores de Girón.
Parte de la junta directiva de El Sordo, conversando con los trabajadores de Girón.

 

Lo mejor: estar entre amigos (y el sobrino por venir). Dairelis (dentro Gabrie ¿IV?), Gabriel, Jessica, yo y Gabriela
Lo mejor: estar entre amigos (y el sobrino por venir). Dairelis (dentro Gabrie ¿IV?), Gabriel, Jessica, yo y Gabriela

Ganar es un placer

Swampy005Estoy leyendo una antología de cuentos hispanoamericanos que se llama Contar es un placer; por eso parafraseo el título y lo adapto a asuntos deportivos. Quienes me conocen saben que la pelota no es lo mío; mas, como ya he patentizado en las redes sociales, si ganamos, bueno, ganamos, y me pongo contenta. Ayer los Cocodrilos se lucieron y no tuvieron compasión con los Piratas; la fanaticada de mi casa estaba sonriente, emocionada.

Muy temprano en la mañana constaté que todo el mundo está feliz en las calles de Matanzas y solo hay un tema posible: el béisbol. Hasta los renuentes como yo a dejarse arrastrar por la euforia peloterística tenemos que rendirnos y confirmar que no existe nada mejor para una provincia que su equipo gane. Por estos días, como dice la colega Yirmara Torres, solo hay una contraseña posible: MATANZAS CAMPEÓN.

juego-matanzas-1Leer más »